Los fabricantes de televisores colocan cada año un aproximado de 535,000 unidades en el mercado mexicano, por un valor de 3,921 millones de pesos; así fue en 2017. LG Electronics (LG) participa con el 20% del negocio total y con ese quinto del mercado que ya tiene entre sus manos pelea a Samsung el liderazgo de la industria en México, ahora muy atomizada por la creciente oferta de marcas, modelos y tecnologías en los anaqueles.

Con esa vista del negocio como apremio, las grandes compañías del sector incursionan en nuevos segmentos, presentan otros modelos y empujan el establecimiento de nuevos estándares en cuanto a calidad de imagen y plataformas de conectividad que un día les reditué en dinero y en posicionamiento de  marca. Así, LG ha venido empujando desde hace cinco años a la tecnología OLED, distinta al LED que hoy domina el mercado, pero con la idea de que ésta pronto les abrirá otros nichos. Sony, antaño la marca líder del giro, ha advertido las oportunidades con OLED y ahora acompaña a LG Electronics en este empuje; juntas tienen prácticamente el 100% del segmento que han desarrollado en el país, con 90% a favor de la surcoreana.

LG, que en este año mundialista perfila crecer 60% sus ventas de televisores comparadas con las de un año común, dice que con plataformas de conectividad como ThinQ en combinación con su apuesta en visión OLED, no quiere dejarse apantallar por las propuestas que Samsung o Vizio han empezado a hacer en el mercado. “LG quiere que, con equipos como el W8, el televisor aprenda los hábitos del usuario; haga una experiencia de sus costumbres y sepa responderle cuando llegue a casa, haciendo más sencillas sus necesidades”, platica Daniel Aguilar, gerente de comunicación de LG Electronics México.

Con esa afirmación, el directivo se refiere a que LG ha empezado a echar mano de la inteligencia artificial (AI) en beneficio de sus televisores y otros equipos de electrónica de consumo.

La AI, en una de sus tecnologías más adelantadas, aprenderá e imitará funciones de los seres humanos, pero en otras de sus facetas hará posible que los aparatos y demás gadgets de la vida diaria no sólo obedezcan órdenes, sino que aprendan y piensen por ellos mismos en beneficio del usuario. “Se trata de que las teles —y otros aparatos— aprendan tus hábitos, analicen tus datos —aquellos que creas cuando utilizas el televisor— y te faciliten las cosas, como cuando estés viendo un canal y quieras saber cómo va un América-Chivas en otra señal, le preguntes con comandos de voz y éste te responda desplegando la información si necesidad de cambiar nada en la pantalla. La TV se hará más eficiente; seguirá en el centro”, dice Aguilar.

Aun con la aparición de los nuevos medios que restan audiencia o interés a la TV comercial, el televisor ha venido redefiniendo su lugar dentro de los nuevos ecosistemas de entretenimiento y hábitos de los usuarios y eso lo saben las fabricantes, que siguen apostando a ese aparato, expone Carlos Blanco, analista en Dataxis.

En México 98.3% de los hogares cuentan con al menos un televisor y todavía en 80.9% de los hogares la televisión abierta se mira como manera de entretenimiento; sólo los públicos infantiles miran 4.5 horas por día la tele y los adultos 1.5 horas y por las noches. El mexicano promedio mira televisión 3.3 horas al día, aunque las preferencias por la TV de paga van en aumento, de acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). La consultora Dataxis sostiene al respecto de la televisión restringida tiene en el país 20 millones de suscripciones; 62 accesos por cada 100 habitantes y el valor de mercado ronda los 2,885 millones de dólares, en 2017. 

“El televisor sigue siendo una pantalla muy importante. Hay mucha necesidad de dotarlos de conectividad. Por fuera de las TV conectadas, desde fábrica o Smart TV, hay un abanico de opciones para conectarlas: consolas de juego, streaming sticks, Blu-Ray, streaming media player... Es decir, el televisor no pierde centralidad pero ahora tiende a estar conectado”, dice Carlos Blanco, de Dataxis.

“El televisor, como medio para ver contenidos, no ha desaparecido y tampoco ha sido relegado por otras pantallas como los celulares, computadoras o tabletas. Más que el celular o el tablet, la TV es un medio que se da para intercambios sociales de forma presencial. Esto no implica que la televisión no haya evolucionado, sí lo ha hecho en términos de audio y video pero también su capacidad de acceder a contenidos por medio de videotecas que pueden ser accedidas mediante aplicaciones específicas”, acompaña José Otero, especialista en temas de TI y telecomunicaciones, y hoy director de la asociación 5G Americas para Latinoamérica y el Caribe.

La Asociación de Internet de México, —antes la Amipci—  en su “13° Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2017”, sostiene que 22% de las conexiones a Internet se realizan a través de un televisor con tecnología para ello y una ve conectados, al menos 55% mira películas o series vía streaming.  

Ese es el diagnostico de LG Electronics para seguir con su apuesta por el mercado de los televisores en este país, uno que crece a una tasa acumulada anual de entre 2 y 3 por ciento.

La penetración está llegando al tope, pero la modernización de la base instalada hacia nuevas categorías de modelos y tecnologías de televisores con valor agregado apenas está empezando, añade el jefe de comunicación de LG México, Daniel Aguilar.

“México consume televisores de manera relevante. Antes hablábamos un tema de tamaño en pulgadas y precios. Pero en LG estamos enfocados en masificar y cómo llevar la tecnología, por ejemplo con OLED, que creemos que es el futuro para la TV. No es que el LED vaya a morir o que OLED la va a superar en un corto plazo, pero va a llegar un año en que las ventas van a ser idénticas por un tema de mejor tecnología, costo y calidad (…) Ahora, con los modelos como la W8 que vamos a traer en mayo, con un comando de voz de Google Assistant y una plataforma abierta como ThinQ, más otras tecnologías, va a ser más sencillo que accedas a tu información; que tu TV se convierta en tu asistente, que controle más dispositivos; que aprenda más de tus conductas y costumbres y te haga las cosas más sencillas, más eficientes”.

abr