La justicia de la Ciudad de Buenos Aires resolvió, una vez más, que la empresa Uber no puede operar en Argentina. Lo hizo a través de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas porteña, que confirmó el bloqueo a las aplicaciones por las que pueden pedirse los servicios de la empresa tecnológica dedicada a reunir pasajeros con conductores.

Así, la Sala II de la mencionada Cámara dio lugar al pedido del fiscal de Cámara de la Unidad Fiscal Oeste, Martín Lapadú, quien tiene a su cargo la investigación en contra de Uber Argentina por actividad ilícita.

Los tres jueces que conforman la Cámara Pablo Bacigalupo, Fernando Bosch y Marcela De Langhe confirmaron la decisión de primera instancia de bloquear los recursos tecnológicos que permitan contratar y/o hacer uso de los servicios de transporte de pasajeros que ofrece la empresa Uber Argentina o Uber B.V. en el territorio de la República Argentina , según informo un cable de la agencia de noticias argentina DyN. Además, la decisión de la Cámara puntualiza que Uber organiza una actividad lucrativa sin autorización y que, entonces, se encuentra provisoriamente demostrada la materialidad ilícita" de su actividad.

El 30 de enero pasado, la jueza porteña María Fernanda Botana (subrogante de la jueza Claudia Álvaro) había ordenada a las empresas que brindan servicios de Internet en el país que bloquearan a la App móvil. Pero la jueza prorrogó la definición hasta que se expidiera la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas, hecho que tuvo lugar finalmente en el 10 de abril pasado.

El fiscal Lapadú, en diálogo con el portal de noticias argentino Infotechnology.com, se mostró satisfecho con la resolución de la Cámara porque, más allá de confirmar el bloqueo de la App y el sitio web de la empresa, terminaron por confirmar la ilegalidad de la conducta de Uber, lo que se denomina la tipicidad de la acción lucrativa en el espacio público sin autorización , expresó.

A los ejecutivos de la compañía de origen estadounidense, en el pedido del fiscal, se les acusa de violar los artículos 73 y 83 del Código Contravencional, es decir, actividades lucrativas no autorizadas en el espacio público (art. 83, prevé una multa) y violar una clausura impuesta por autoridad judicial o administrativa (art. 73, prevé una multa o entre cinco y 20 días de arresto).

¿Cuáles son los pasos a seguir ahora?

La Cámara debe comunicar al Ente Nacional de Comunicaciones esta medida y, además, Uber tiene 10 días para apelar el fallo. No es exactamente una apelación sino que se trata de interponer un recurso extraordinario de inconstitucionalidad al Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad. Quien dictamina si ese recurso es admisible o no es la misma Cámara que dictó la resolución: si le dicen ‘sí’, el recurso va, y si le dicen ‘no’ ellos deben presentar un recurso que se llama queja directamente frente al TSJ , explicó Lapadú.

Mientras tanto, desde el gremio de taxistas, a través de su secretario General, José Ibarra, indicaron que se trata de un acto de justicia . La justicia demostró que teníamos razón. Vamos a seguir firmes y atentos porque esta empresa suele desobedecer las sentencias , agregó, según lo publicado por el matutino Clarín. Por su parte, luego del fallo de la jueza Botana, Lapadú había indicado a los medios de prensa que Uber tiene la capacidad de alterar o borrar remotamente a través de su aplicación los registros de los socios de la empresa y, por tanto, el bloqueo total permitiría un resguardo mucho más efectivo .

Por su parte, fuentes de Uber Argentina le señalaron a Infotechnology.com que aún no fueron notificados oficialmente aunque están enterados de la medida. En el pasado argumentaron que la justicia local no puede ordenar un bloqueo a escala nacional y, además, se amparan en un fallo de un juez de la nación que determinó que no es delito manejar un automóvil y brindar el servicio de Uber.