Los dos jueces especializados en competencia económica suspendieron de manera indefinida las reformas a la Ley de Hidrocarburos que impulsó el presidente Andrés Manuel López Obrador para que la Secretaría de Energía pueda rescindir permisos para el tratamiento, refinación, transporte, comercialización, almacenamiento, exportación e importación de productos petrolíferos, en caso de peligro inminente a la seguridad nacional, energética o para la economía nacional.

Por separado, los Jueces Primero y Segundo de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, Juan Pablo Gómez Fierro y Rodrigo de la Peza López, otorgaron al menos seis suspensiones indefinidas -con efectos generales- a empresas del sector energético.

El juez Juan Pablo Gómez estableció que la norma podrá aplicarse sólo hasta que se resuelva la constitucionalidad de los cambios aprobados el pasado 22 de abril por el Senado.

Por ello, ordenó la suspensión de las reformas a la Ley de Hidrocarburos, pues consideró que los cambios normativos otorgan una ventaja competitiva a Pemex, lo que permitiría que “retome el papel monopólico que tenía hasta antes de la reforma energética”, aprobada en 2013. Con las suspensiones indefinidas, el gobierno federal no aplica a ninguna empresa del sector energético los preceptos. Se ordenó a la secretaria de Energía, Rocío Nahle que publique en un lapso de tres días su decisión, o estará sujeta a una multa.

jorge.monroy@eleconomista.mx