Aún con semáforo epidemiológico en naranja, más de 100 trabajadores vulnerables al contagio de Covid-19; la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) llamó a votación a 1,355 empleados de la Compañía Cervecera de Zacatecas el miércoles 23 de septiembre para definir al sindicato que los representará.

En las últimas semanas la JFCA ha acelerado el recuento -elección sindical- lo mismo en el sector minero, que el cementero o la industria cervecera, a pesar de que se involucra a un número importante de trabajadores quienes deben emitir su voto secreto y directo.

De acuerdo con el Expediente IV-421/2009 la JFCA notificó el viernes 18 de septiembre a los sindicatos; Independiente de Trabajadores de la Compañía Cervecera Zacatecas, quien demandó que se realizara el recuento sindical; y al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de los Alimentos y las Bebidas, sus Derivados de la República Mexicana, que el próximo miércoles se realizará el recuento, lo que implica que se acelere todo el proceso logístico para que se lleva a cabo dicha votación.

Entrevistado al respecto, Oscar de la Vega, representante legal, comentó que la compañía interpondrá un amparo para que se suspenda el proceso “es alto el riesgo que se corre al pretender realizar un recuento con un gran número de trabajadores”, comentó.

Cabe señalar que este sector se incluyó como actividad esencial, en el mes de junio, y se encuentra en un proceso de cumplimiento de todas las normas de seguridad, por lo que consideran que no es el momento de realizar un proceso electoral “antes que dar cumplimiento al derecho a la libertad de asociación, es importante garantizar el derecho a la salud”, detalló De la Vega.

Asimismo, insistió en que “la empresa no se opone a que se lleven a cabo elecciones para que sean los trabajadores quienes determinen su sindicato, pero hacerlo en este momento es de muy alto riesgo. Es imposible que con menos de 48 horas la empresa coordine un recuento de estas características”.

Supervisión de la reforma

La secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, vistió el estado de Zacatecas para supervisar los avances de la reforma laboral, e hizo un llamado a legitimar los contratos colectivos de trabajo y a que los sindicatos lleven a cabo la modificaciones necesarias de sus estatutos, ya que esta entidad transitará al nuevo modelo laboral en el mes de noviembre.

“Este proceso (legitimación de contratos) que en la ley se establece con un plazo máximo de cuatro años para concretarlo, es un proceso que deberá incorporarse como uno de los principales para que podamos comenzar. De no realizar la legitimación en un plazo de 4 años, que vence el 1 de mayo de 2023, ese contrato colectivo dejará de tener vigencia”, sostuvo.

kg