La liberalización de las gasolinas podría generar una inversión de alrededor de 16,131 millones de dólares en materia de infraestructura logística y nuevas estaciones de servicio, además de dar mayor seguridad en el abasto y mayor competencia.

El comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo Ignacio García Alcocer, dijo que bajo el nuevo esquema cada una de las cinco regiones tendrá un precio diferente, con un tope máximo fijado por la Secretaría de Hacienda hasta que entre la liberalización.

NOTICIA: Liberación de precio de la gasolina será en cuatro fases

En conferencia de prensa, explicó que una vez que se dé esta acción, la construcción de precios de los combustibles dependerá de los costos logísticos, el tipo de cambio y el petróleo para cada región del país.

García Alcocer expresó que entre las inversiones previstas como parte de este proceso: las primeras consideran cuatro poliductos, de la zona de Tuxpan a la región centro, y de Texas al norte del país, por un monto de entre 1,300 y 2,300 millones de dólares.

En tanto, en materia de almacenamiento y distribución de gasolina y diésel existen nueve proyectos en diferentes estados del país, los cuales requerirán inversiones por 331 millones de dólares.

Comentó que la CRE ha otorgado permisos de transporte de petrolíferos por medios distintos a ductos, como en ferrocarriles, donde empresas destinaran 1,500 millones de dólares para contar con la infraestructura necesaria para hacerlo.

NOTICIA: Gas LP cambiará de era con liberación de precios en 2017

El comisionado presidente subrayó que ante el nuevo entorno se podría duplicar el número de estaciones de servicio en México, lo que generaría inversiones por alrededor de 11,000 millones de dólares.

El subsecretario de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía (Sener), Aldo Flores, expuso a su vez que la política de almacenamiento de petrolíferos busca seguridad energética, al considerar que las reservas almacenadas pasen de 15 a 30 días.

Destacó que éstas se usarían sólo en caso de emergencia para garantizar el abasto de combustibles, como en caso de algún huracán.

De acuerdo con el cronograma de liberalización para las distintas regiones del país empezará el 30 de marzo y culminará el 30 de diciembre del próximo año, que será precedida del proceso de Temporada Abierta que estableció la CRE el pasado 24 de noviembre.

El proceso de liberalización de precios considera cinco etapas, las primeras dos en el norte del país, la tercera y cuarta en el centro y occidente, y la última en la península de Yucatán; además nuevos jugadores podrán rentar capacidad disponible de transporte y almacenamiento de Petróleos Mexicanos (Pemex).

NOTICIA: Hogares generadores podrán vender excedentes de energía

La primera etapa comenzará en los estados fronterizos del norte del país, por ser la zona con mayor conectividad a diversas fuentes de suministro de gasolinas y diésel.

En la región se encuentra alrededor de 25% del consumo nacional, con tres sistemas de transporte por ducto y cerca de 23 terminales de almacenamiento; además existen diversos puntos de importación por tierra y mar.

erp