La Universidad Anáhuac está por iniciar la segunda etapa de su construcción en la entidad, en la que contempla una inversión de 40 millones de pesos para los próximos meses, con lo que habrá invertido 100 millones de pesos en menos de dos años.

El rector del campus Querétaro de la Universidad Anáhuac, Luis Eduardo Alverde, atribuyó el crecimiento registrado en infraestructura a que la entidad ocupa el segundo lugar en población de egresados de esta casa de estudios, con más de 500 que viven en el estado, lo cual representa uno de los principales polos para el crecimiento de este centro educativo en todo el país. Alverde Montemayor aseguró que eso se debe al reconocimiento a su academia.

FAVORABLE RESPUESTA

El campus Querétaro inició funciones en el 2006 con apenas seis licenciaturas. La respuesta que ha recibido el centro educativo le ha permitido ampliar su oferta académica a 21 carreras y sumar unos 1,350 estudiantes.

Como parte del proceso de expansión de la Universidad, se construye un edificio de posgrado y se proyectan instalaciones deportivas para que las utilice la comunidad universitaria.

INVERSIÓN

El año pasado, la Universidad Anáhuac invirtió 60 millones de pesos en la construcción de sus primeras aulas para el inicio de las funciones en la entidad y este año aplicará 40 millones de pesos más para el crecimiento que demanda la población estudiantil.

Estamos invirtiendo y reinvirtiendo todos los ingresos porque tenemos un ritmo muy acelerado de crecimiento en este campus , afirmó el rector Eduardo Alverde.

Entre los factores que contribuyeron a este crecimiento, se encuentra la ubicación geográfica del estado, aunado a las atinadas decisiones sobre las carreras que se ofrecen .

El campus se ubica sobre el Circuito Universidades, cerca del Anillo Vial Fray Junípero Serra. Es uno de los más importantes de toda la red Anáhuac e inició funciones en 1964.

En el 2006 la Secretaría de Educación Pública le otorgó el reconocimiento como instituto de excelencia académica, con lo que avaló su calidad en la formación de profesionistas. Tres años más tarde reconoció la calidad de sus programas.

La Universidad somete a sus programas académicos a la evaluación de organismos acreditadores, para garantizar la calidad de los estudios que cursan sus alumnos.