La expansión de indicadores adelantados de la economía de México sugiere que podrían reactivarse proyectos de inversión contenidos por la incertidumbre que generó la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, destacó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

El Indicador IMEF Manufacturero registró en julio una disminución de 2.9 puntos, ubicándose en 51.5 unidades, acumulando dos meses en zona de expansión.

Como otros índices anticipados, este indicador varía en un intervalo de 0 a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50), de la actividad económica.

El Indicador IMEF No Manufacturero disminuyó 1.9 puntos, para situarse en 53.0 unidades, con tres meses seguidos por encima del umbral. La permanencia de ambos indicadores por arriba del nivel de 50 unidades refleja una disminución de la incertidumbre relacionada con las políticas del nuevo gobierno de los Estados Unidos , dijo el Comité del Indicador IMEF.

Hacia delante, agregó, la renovada confianza de las empresas que sugiere que el Indicador podría dar indicios de reactivación de algunos proyectos de inversión en México que se habían pospuesto por la incertidumbre sobre el futuro de la relación bilateral de México con Estados Unidos.

Durante la sesión del Comité, se comentó que las amenazas de construir el muro fronterizo y de restringir o poner un impuesto a las remesas familiares prácticamente se habían diluido. No obstante, también se reconoció que todavía queda por resolverse la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

De cualquier manera, el IMEF dijo que tanto los datos económicos y de confianza que se encuentran disponibles, así como el mismo comportamiento de los indicadores IMEF, señalan que la incertidumbre ha disminuido significativamente .

A pesar del mejor panorama macroeconómico que se percibe para México, la mayoría de los miembros del Comité considera que aún existen riesgos importantes para la actividad económica nacional durante el resto del año.

Además del proceso de renegociación del TLCAN, destaca la posibilidad de que el aumento de la inflación durante el primer semestre del año y el ciclo de alza de tasas de interés que ha instrumentado el Banco de México contribuyan a la desaceleración del consumo.

Confianza empresarial sigue recuperándose

La Confianza empresarial del sector manufacturero continuó mejorando en julio, con 48.8 puntos. Es la quinta recuperación al hilo que vive el indicador, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). En el séptimo mes, la construcción y el sector comercio también presentaron alza, 47.42 puntos y 47.33 puntos, respectivamente. (María Alejandra Rodríguez)

rmorales@eleconomista.com.mx