El jaguar en México habitaba las regiones tropicales y subtropicales, desde Sonora y Tamaulipas, bajando por las planicies costeras del Golfo de México y del Pacífico, hasta Chiapas y la Península de Yucatán, estudios recientes revelan que se ha perdido más del 40% de su distribución en el país, limitándose a áreas forestales fragmentadas, aisladas y de difícil acceso en las costas del Pacífico y del Golfo de México, la Sierra Madre Occidental, la Sierra Madre Oriental y el sur-sureste del país.

Con el objetivo de fomentar la preservación de esta especie, con gran relevancia histórica y cultural para México, Kinder Sorpresa y Kinder Chocolate, en alianza con Reino Animal, dieron a conocer la creación de un espacio para promover la conservación, rehabilitación, investigación y en su momento liberación de la especie, denominado Santuario del Jaguar.

El santuario, que se encontrará dentro del parque Reino Animal, ubicado en Teotihuacán, es un espacio de 4,000 metros cuadrados y contará con hasta seis ejemplares, incluida una cachorrita que nació el pasado 24 de octubre, los cuales serán divididos en dos familias, “habrá diferentes actividades interactivas, incluso un museo para aprender del jaguar, recorridos guiados, entre otros para apoyar la causa y educar a los más pequeños”, comentó en entrevista Jim Cervantes, Director de Categoría de Kinder.

La inversión que realizaron Kinder Sorpresa y Kinder Chocolate asciende a 3.5 millones de pesos, y se espera que para octubre se inaugure este nuevo espacio de recreación y educación para chicos y grandes

“Estamos profundamente agradecidos con Kinder Sorpresa y Kinder Chocolate por sumar esfuerzos y compartir esta visión y compromiso con el bienestar de los animales bajo el cuidado humano”, comentó Ithiel Berrum, Director General de Reino Animal. “Vivir experiencias directas, emocionantes y educativas nos generan una conciencia poderosa para construir un mundo mejor y en equilibrio con estos maravillosos seres”.

viridiana.diaz@eleconomista.mx