Las fuertes caídas en el proceso de crudo y la elaboración de productos petrolíferos, así como el mandado de generar valor en las actividades de refinación de Petróleos Mexicanos (Pemex) han provocado que el país alcance su nivel más alto de importaciones de gasolinas en la historia: 75.6% de la demanda entre enero y mayo del 2018, lo que a su vez deriva en la necesidad de depender cada vez más de la volatilidad de los precios internacionales con lo que la gasolina regular se ha encarecido más de 10% en lo que va del año para los consumidores.

El volumen de importación promedio diario de las gasolinas Magna y Premium durante los primeros cinco meses del año se elevó a 591,018 barriles por día, con un incremento de 15% en comparación con el mismo periodo del año pasado, que son 81,348 barriles diarios adicionales en promedio.

En comparación con lo que Pemex importaba hace 10 años, en lo que va del año ha comprado al exterior, principalmente a Estados Unidos, 83% más gasolinas. El volumen en que se han incrementado estas compras es de 268,589 barriles por día en 10 años, que equivale a 43% de las importaciones actuales.

Misma demanda

En tanto, la demanda nacional de gasolinas se ha mantenido en los mismos niveles o incluso ha disminuido en algunos periodos en comparación con datos anteriores. Por ejemplo, de enero a mayo del 2018, el consumo nacional de gasolinas fue de 781,526 barriles diarios, cifra apenas 2.1% superior a la del mismo periodo del año anterior. En el 2016, se reportó un volumen superior: de 807,481 barriles por día, luego de que en el 2012 también alcanzó niveles máximos de 800,170 barriles diarios. Las ventas internas de gasolinas de Pemex en los primeros cinco meses del año incluso son menores en 4,872 barriles diarios al promedio que reportaba la estatal hace 10 años.

Con ello, el país ha pasado de importar 41% de las gasolinas en el promedio de enero a mayo del 2008, al volumen actual que resulta 34.6 puntos porcentuales superior. En contraste con las importaciones del año pasado, en lo que va del año han resultado más de 10 puntos porcentuales superiores en relación con la demanda. A partir del 2015, Pemex comenzó a importar más de la mitad de sus ventas internas.

De la misma forma que los precios del petróleo, los precios de referencia tomados de distintos mercados estadounidenses y que constituyen más de la mitad del precio final no han frenado sus alzas, y en comparación con diciembre del 2017 han incrementado en 15% para los consumidores del país vecino del norte, lo que explica los aumentos de los precios en México, dada la política pública actual para su determinación y los altos niveles de importaciones de nuestro país.

[email protected]