Las importaciones chinas de cobre refinado cayeron un 5.8% en el 2013 frente a niveles récord del año anterior, aunque se espera que los arribos suban en el 2014 ante un incremento en los pedidos de envíos a plazo.

Las compras más altas al exterior por parte del principal consumidor mundial de cobre podrían apuntalar los precios globales del metal que cayeron más de 7% el año pasado.

China importó 3.21 millones de toneladas de cobre refinado en el 2013, por debajo del récord de 3.4 millones del 2012, mostraron datos aduaneros el martes. Esto incluye arribos de 312,371 toneladas en diciembre, una baja intermensual del 5% pero un avance interanual de un 30.8 por ciento.

Los operadores prevén que las importaciones de cobre refinado subirán en el 2014 ante el incremento de pedidos de envíos a plazo debido a mejoras en el panorama económico, una fuerte demanda del metal como instrumento financiero y menores existencias en China.

Las exportaciones de cobre refinado de China, la forma más popular del metal en mercados domésticos e internacionales, alcanzaron un récord de 293,387 toneladas en el 2013, por encima del máximo anterior de 274,014 toneladas alcanzado en el 2012.

Es probable que las fundiciones chinas exporten alrededor de 500,000 toneladas de cobre refinado este año, una cantidad similar al 2013, dijo previamente un alto ejecutivo de la fundición líder Jiangxi Copper.

erp