A más tardar en la tercera semana de noviembre, el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) habrá concluido una evaluación del avance de la construcción de la nueva refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Dos Bocas, Tabasco, con lo que determinará su factibilidad y podrá ajustar los alcances de producción y tiempos de ejecución de esta obra.

Así lo determinó la convocatoria que lanzó este organismo, brazo técnico de la empresa estatal, para la contratación de una firma especializada en evaluación de este tipo de proyectos. A más tardar el 30 de septiembre, el IMP dará a conocer el fallo de la licitación y el 17 de noviembre obtendrá los resultados del estudio, según la publicación en el portal de compras del gobierno.

Para determinar la situación actual de la obra, cuya construcción arrancó a inicios de junio de 2019, el IMP contratará así los servicios de asistencia técnica de un especialista para la realización del diagnóstico, que cuente con el aval de una empresa de reconocido prestigio internacional, para la determinación del estado del proyecto Refinería Dos Bocas.

“Se requiere determinar el grado de desarrollo que tiene el alcance del proyecto, identificando cada uno de los elementos críticos con el fin de determinar posibles factores de riesgo”, planteó el organismo en su convocatoria.

Adicionalmente, deberán proponerse estrategias y acciones a efectos de mitigar los riesgos del proyecto producto de su nivel de madurez.

Con ello, el IMP tendrá un análisis de la madurez del proyecto además de una comparación contra la normatividad internacional.

Posteriormente, el proveedor del servicio deberá analizar los resultados obtenidos, y podrá proponer las modificaciones que considere necesarias para esta mega obra que requiere una inversión de 8,000 millones de dólares.

Finalmente, el IMP dará a Petróleos Mexicanos y a la Secretaría de Energía, que fungen como ejecutores de la construcción, una metodología para determinar el nivel de madurez o de definición del proyecto, conforme a las prácticas internacionales y evaluar la información técnica y económica que hasta el momento se ha desarrollado, con el fin de determinar el nivel de riesgo de ejecución del proyecto.

Cabe recordar que la refinería de Dos Bocas, que constituye la mayor obra de la presente administración y la primera refinería que se ha realizado en 30 años en el país.

Se ubicará en el puerto de Dos Bocas, municipio de Valparaiso y contará con 17 plantas de proceso y 93 tanques y esferas de almacenamiento, para una capacidad de proceso de 340,000 barriles diarios de crudo.

Según la Secretaría de Energía, la refinería añadirá 170,000 barriles diarios de gasolinas y 120,000 barriles diarios de diésel ultra bajo azufre a la elaboración nacional.

Según el Plan de Desarrollo 2018-2024 tendrá un costo estimado de 6,000 millones de dólares.

Además, la refinería generará 23,000 empleos directos en su pico de construcción.

[email protected]