El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) validó la adquisición del negocio de contenidos de Grupo Televisa por parte de Univision Holdings II, Inc.

La concentración validada por el IFT alcanza a la producción, provisión y licenciamiento de contenidos audiovisuales para transmitirse en televisión abierta, plataformas de televisión restringida y otros canales de distribución, como Internet, los OTT.

También pasa por la provisión y venta de espacios para mensajes comerciales o publicidad a través de sistemas OTT y/o sitios de Internet asociados a canales y/o programas transmitidos en televisión abierta o televisión restringida.

El regulador de telecomunicaciones descontó efectos contrarios para el mercado que pudieran derivarse de este negocio entre Televisa y Univisión, esto porque esa compañía de origen estadounidense tiene una participación “marginal” en el mercado mexicano de contenidos.

El IFT dijo que Grupo Televisa mantendrá la titularidad de las concesiones de telecomunicaciones y radiodifusión en México, sobre las que se sustentan sus negocios de televisión abierta y por cable y por satélite; es decir, los productos de Sky e Izzi Telecom. 

En el primer trimestre del 2021, Grupo Televisa y Univisión decidieron combinar sus activos intangibles en una nueva compañía productora y comercializadora de contenidos audiovisuales que les permita hacer otros negocios desde plataformas streaming, a modo de convertirse en competidores de marcas de Internet como Netflix y Amazon Prime.

La nueva compañía, de nombre “Televisa-Univisión”, perfila una facturación anual de 4,000 millones de dólares y alcanzar un mercado de 600 millones de personas hispanoparlantes en todo el mundo, con su biblioteca de 300,000 horas de contenidos ya lista para su distribución y con la capacidad de esas televisoras para producir más contenidos a la carta, hasta 86,000 horas sólo en el 2020.

Las televisoras ya tienen el 58% de la audiencia en televisión comercial para el caso de Televisa y el 66% de la audiencia hispana en Estados Unidos, en lo que toca a Univisión, de acuerdo con datos al 2020 del IFT y Nielsen.

Además de que Grupo Televisa recibirá 4,800 millones de dólares para expandir otros negocios en México y que aumentará su participación accionaria en Univisión del 36 al 45% de la compañía, existen otros factores que hacen atractiva esta operación.

Univisión y Televisa tienen la intención de ir por los consumidores de productos streaming, es el origen de toda esta fusión de activos. Las plataformas de contenidos por Internet tienen por delante un mercado potencial de 116 millones de suscripciones en América Latina, que Digital TV Research estima que habrá en el año 2026 en esta región del mundo, prácticamente el doble de las que había en 2020.

Particularmente, México se convertirá en 2026 en un mercado de 29 millones de suscripciones activas a plataformas activas de streaming

Digital TV Research dijo recientemente que Netflix, Amazon Prime VideoDisney+, Apple TV+HBO representarán el 90% de las suscripciones OTT en 2026.

El mercado objetivo de Televisa-Univisión, los OTT, generó en México 698 millones de dólares en 2019 y 881 millones de dólares en 2020, de acuerdo con Statista. El pronóstico es que ese negocio se elevará hasta los 1,400 millones de dólares en el 2024.