Ginebra será el escenario para la llegada del I.D. Buggy, la propuesta conceptual del auto que en los años sesenta y setenta fue el escape para quienes buscaban diversión en la playa. La futurística idea está basada sobre la plataforma Modular Electrificaction Toolkit (MEB), que comenzó a desarrollarse en 2015, y que hoy es la base para todos los modelos de propulsión eléctrica de Volkswagen.

Sol y arena

El creador del Buggy original fue el estadounidense Bruce Meyers, quien sobre la base de un Volkswagen Beetle o mejor conocido como “Vocho”, construyó una carrocería de fibra de vidrio sin techo o puertas y con amplias salpicaderas para que la suspensión tuviera mayor carrera y las llantas no las golpearan.

El llamado Mayers Manx hizo su debut en una competencia celebrada en el desierto en Baja California, México, en donde impuso un récord al completar el recorrido entre las ciudades de Tijuana y La Paz.

El éxito y furor que causó hizo que figuras como Elvis Presley, Steve McQueen o el agente secreto, James Bond, lo condujeran en algún momento; se calcula que para 1980 se construyeron 250 mil buggys.

Más que una idea

Klaus Bischoff, responsable de diseño de Volkswagen, declaró que el ID. Buggy es más que la reinterpretación de un clásico y servirá para demostrar los alcances de la propulsión eléctrica: “Visualiza una interpretación moderna de un clásico y, sobre todo, que la movilidad eléctrica puede ser muy emocional.”

La edición 89 del Auto Show Internacional de Ginebra se celebrará del 7 al 17 de marzo.

abr