Horacio Duarte Olivares, administrador general de Aduanas, mencionó ayer en Tamaulipas que como lo ha instruido el presidente Andrés Manuel López Obrador, se debe combatir el huachicol fiscal que es otro de los problemas que dañan a la economía del país y afectan la seguridad.

"Esa práctica (el huachicol fiscal) que tenemos desafortunadamente en la frontera norte da paso a miles y millones de litros de combustible y de hidrocarburos que pasan sin pagar impuestos o pagan impuestos simulados, afectan la competitividad de las empresas importadoras que hacen bien sus trámites y hacen correcta la introducción de sus mercancías”, comentó.

También aseguró que combatir el tráfico de hidrocarburos en la frontera norte forma parte de la encomienda que reciben los administradores de las aduanas; además, se hace en coordinación con las autoridades de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos.

"Nos conviene a las dos economías que en las aduanas de Tamaulipas se deje de traficar con combustibles”, comentó.

Duarte Olivares, realizó el día de ayer una gira de trabajo en el norte del país, visitó las aduanas de Colombia, Nuevo León; así como las de Matamoros, Nuevo Laredo y Reynosa, en el estado de Tamaulipas.

En este sentido, en la aduana de Nuevo Laredo, encabezó la ceremonia de Modernización de Infraestructura en la que afirmó que no habrá marcha atrás en la lucha anticorrupción.

Asimismo expresó la importancia de cumplir con la encomienda del presidente Andrés Manuel López Obrador de integrar a elementos del Ejército mexicano retirados a las Aduanas con el fin de fortalecer y acabar con la corrupción y el influyentismo.

“Ni en Tamaulipas ni en el resto del país vamos a permitir la corrupción. El gobierno de México no va a tolerar que algunos intenten coludirse en perjuicio de las y los mexicanos; las cosas ya cambiaron. No es propaganda, es convicción. Nosotros no tenemos un doble discurso, no somos hipócritas, es una doctrina verdadera, es calidad moral y actuamos con congruencia”, ahondó.