Honda Motor fue forzada a cerrar sus cuatro plantas de producción de autos en China luego de que los trabajadores de una fábrica de partes en el sur de país se declararon en huelga, dijo el periódico japonés de negocios Nikkei.

Las negociaciones entre la firma y los empleados fracasaron el lunes y Honda aún desconoce cuando se reiniciará la producción, dijo el periódico.

La producción fue quedando suspendida en las cuatro plantas entre el lunes por la noche y el miércoles, agregó.

La protesta la iniciaron los trabajadores de la fábrica de transmisiones en Foshan, en la provincia de Guangdong, que exigen un aumento en sus salarios, concluyó Nikkei.

RDS