La industria automotriz logrará atraer divisas por arriba de 70,000 millones de dólares al cierre del 2017, “nunca antes registrados por ninguna industria para nuestro país”, aseveró Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Detalló que al mes de noviembre pasado —por el rezago de cifras de Inegi—, México alcanzó un superávit comercial automotriz por 64,933 millones de dólares, equivalente en 13.5% más respecto al mismo periodo —los 11 meses— del 2016. “Esto es un récord histórico en el superávit comercial automotriz, esperamos lograr una cifra cercana a 70,000 millones de dólares al cierre de año (2017)”.

Las exportaciones automotrices alcanzaron 115,924 millones de dólares, en tanto, se importaron 50,991 millones de dólares, lo que da como resultado un superávit de 64,933 millones de dólares, cifras muy positivas y opuestas al resto de la manufactura, que obtuvo un déficit de 989 millones de dólares, y en el saldo comercial total existe un déficit de 10,718 millones.

El directivo destacó que “una vez más se comprueba que la industria automotriz es el motor que mueve a la economía mexicana”, por lo que insistió en no mover las reglas de operación en el comercio internacional.

Del total de lo que exporta México del periodo enero a noviembre, 31% corresponde a productos automotrices, pero dentro de las manufacturas el porcentaje es 34.1%, esto es más de cada 1 de 3 dólares que se exportan en las manufacturas son del sector automotriz, cuando hace unos años era 1 de cada 4 dólares, destacó Solís.

En el 2008, México alcanzó un superávit automotriz de 18,393 millones de dólares, después creció a 26, 37, 43 y hasta 62,898 millones de dólares registrados en el 2016. Para el cierre del 2017 se estima lograr 70,000 millones.

Es la primera vez en la historia que ni siquiera sumados juntos la exportación de petróleo, turismo y remesas alcanzan a la exportación de automóviles, somos el séptimo país fabricante en el mundo, somos el primer fabricante de vehículos en América Latina, rebasamos a Brasil, acotó.

“Si el país no tuviera la industria automotriz, al eliminar los 64,000 millones de dólares de la automotriz, el déficit del país sería de ese tamaño (65,922 millones de dólares). El aporte de la automotriz ha permitido a México mantener un equilibrio de balanza. Reconocemos la importancia de la industria dentro de la economía nacional”, detalló el presidente de AMIA.

[email protected]