El armador alemán Hapag-Lloyd está a punto de comprar el grupo chileno CSAV, para lo cual podría alcanzarse un acuerdo antes de fin de mes, afirma el diario alemán Die Welt.

La fusión de ambos grupos, sexto y vigésimo en importancia en el mercado, daría lugar al nacimiento de un gran competidor en el sector. A comienzos de diciembre ya habían anunciado sus negociaciones.

Lo que está aún en discusión es si el grupo chileno, Compañía Sudamericana de Vapores, integrará su flota de 54 porta-contenedores o si se los fletará a Hapag-Lloyd, que ya posee 150, emplea a unas 7,000 personas, y en 2012 facturó unos 6,840 millones de euros.

CSAV, por su parte, con unos 4,200 empleados, logró en el mismo periodo una cifra de negocios de 2,600 millones de euros. La sociedad cotiza en la Bolsa de Santiago.

erp