La empresa Southern Perú Copper Corporation (SPCC), una subsidiaria de Grupo México, informó este martes que obtuvo la autorización para la explotación de cobre en su proyecto de Tía María, en Perú.

Grupo México programó un presupuesto de inversiones de capital orgánico para el 2019 de 2,596 millones de dólares, 54% mayor que en el 2018, con el que terminará de financiar la expansión en la mina de Toquepala y comenzará con la construcción de su proyecto Tía María.

Con ello, espera aumentar la producción anual de cobre 13% a nivel global.

En particular, el presupuesto del proyecto Tía María es de aproximadamente 1,400 millones de dólares, de los cuales ya había invertido 333.9 millones a finales del 2018.

Cuando esté concluida, se espera que la mina Tía María produzca 120,000 toneladas de cátodos de cobre al año. Según Grupo México, este proyecto usará tecnología ESDE de última generación con los más altos estándares ambientales internacionales.

Las plantas ESDE son las más inocuas para el medio ambiente que hay en la industria, pues no requieren un proceso de fundición y, en consecuencia, no generan emisiones atmosféricas.

El proyecto sólo utilizará agua de mar, transportándola más de 25 kilómetros hasta 1,000 metros sobre el nivel del mar, e incluye una planta desalinizadora que será construida a un costo de 95 millones de dólares. En consecuencia, los recursos hídricos del río Tambo se usarán solamente para la agricultura y el consumo humano.

Grupo México espera que el proyecto genere 9,000 empleos (3,600 directos y 5,400 indirectos) durante la fase de construcción. Cuando esté en operación, Tía María empleará directamente a 600 trabajadores e, indirectamente, dará empleo a otros 4,200.

A lo largo de su vida útil esperada de 20 años, los servicios relacionados con el proyecto crearán importantes oportunidades de negocio en la región Arequipa.

Desde el 1 de agosto del 2014, la empresa obtuvo la aprobación final de la Evaluación de Impacto Ambiental de Tía María. Sin embargo, el otorgamiento del permiso de construcción para el proyecto se había pospuesto debido a presiones de grupos antimineros.

“SPCC ha recibido la autorización de construcción del proyecto de cobre Tía María, ubicado en la provincia de Islay (Arequipa, sur), al haber culminado el proceso respectivo, cumpliendo los requisitos y levantado todas las observaciones”, informó este martes Southern Perú Copper en un comunicado.

En paralelo, SPCC reiteró su compromiso de no iniciar la construcción del proyecto sin antes generar, en coordinación con el Ejecutivo, “espacios de diálogo en los que se absuelvan las inquietudes y se den las garantías que la población necesita, a fin de lograr un contexto social más favorable”.

La empresa indicó que continuará trabajando en el bienestar de la población, tal como lo expresó Óscar González Rocha, presidente ejecutivo de SPCC, en comunicación remitida al Ministerio de Energía y Minas el pasado 5 de julio.

“Como empresa, garantizamos a la población de Islay que el proyecto Tía María no afectará otras actividades económicas, porque empleará para sus operaciones agua de mar desalinizada y, para el transporte de sus suministros y producción de cobre, construirá un ferrocarril industrial y una vía de acceso al proyecto a distancia prudente del valle de Tambo”, comentó González Rocha.

[email protected]