Con la finalidad de mantener una relación estrecha en el intercambio comercial agropecuario, los gobiernos de Estados Unidos y México intensificaron el diálogo bilateral para mantener el abasto suficiente de alimentos y evitar que se rompa la cadena de suministros en beneficio de la población consumidora de Norteamérica.

Al presidir la mesa Binacional de asuntos agropecuarios México-Estados Unidos, en el marco del Acuerdo Agropecuario Tri-Nacional 2020, Eduardo Cadena Cerón de Veracruz y Ryan Quarles, Comisionado del Departamento de Agricultura, coincidieron en la necesidad de unir esfuerzos para que la región comercial más importante del mundo siga teniendo un marco de entendimiento incluyente y justo que garantice la disponibilidad de alimentos sanos e innocuos y un respeto absoluto por las cuestiones laborales y cuidado del medio ambiente.

En un foro virtual en el que participaron los miembros de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA) de México y los ministros y comisionados de la (NASDA) de Estados Unidos, se destacó que la Balanza Comercial Agroalimentaria entre los dos países es superavitaria para nuestro país con un crecimiento del 10% en 2019.

El Comisionado Quarles destacó que México siempre ha sido muy respetuoso de los acuerdos y reglas de los convenios internacionales; no obstante, coincidió, como lo propuso México, en abordar los temas que generan controversia en reuniones virtuales y aterrizar los acuerdos en la reunión presencial de los ministros estatales en el otoño de 2021.

Por su parte, Cadena Cerón destacó las facilidades de comercialización de los productos del campo a través del Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, así como las oportunidades de asociación con los productores establecidos en el trópico húmedo más cercano a territorio estadounidense, además de ser una importante región productora de caña de azúcar y una gran diversidad de productos tropicales.