El gobierno federal reformó el Reglamento de Juegos y Sorteos, a fin de legalizar y regular el uso de máquinas tragamonedas en los casinos que operan en el país.

En un comunicado, la Secretaria de Gobernación informó el viernes que fue publicado en el Diario Oficial de la Federación un decreto por el que se reforman y adicionan diversos artículos del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos.

El objetivo de dichas reformas, arguye, es regular con mayor eficacia el sector de juegos y sorteos y combatir las apuestas ilegales que se realizan en máquinas tragamonedas que no se encuentran en establecimientos autorizados por esa dependencia.

La Segob precisó que el decreto establece claramente la prohibición para autorizar permisos múltiples, de manera que si se llega a emitir un permiso será únicamente válido para un solo establecimiento.

Ya no se podrán emitir permisos para centros de apuestas remotas y salas de sorteos de números (casinos) que cuenten con varias licencias para la apertura de estos centros. De ahora en adelante, si se llegara a emitir algún permiso, tendrá que ser por un solo establecimiento, los cuales tendrán que cumplir con todos y cada uno de los requisitos que marca la ley , expuso la Secretaría.

Con ello se busca limitar el crecimiento de esa actividad y regular de manera más eficiente al sector, al ponerle además más candados a la emisión, modificaciones y renovación de permisos al obligar a la Dirección General de Juegos y Sorteos a consultar los proyectos al Consejo Consultivo previo a su emisión.

Las reformas también hacen a los permisionarios corresponsables del juego patológico, por lo que ahora en la difusión o promoción de esa actividad deberán incluir mensajes que inviten a jugar de manera responsable.

apr