La compañía española de reparto a domicilio Glovo se va de otro país de América Latina, y anticipó que podrían producirse nuevos cierres en la región en los meses venideros.

La startup anunció que dejará de funcionar en Uruguay desde el 10 de febrero próximo, aunque el equipo de atención al cliente se mantendrá activo hasta el 17 de febrero. Estaba presente en ese país desde mayo del 2018.

En marzo del 2019, la app ya había salido de Brasil, a un año de iniciar operaciones allí, y más tarde hizo lo mismo en Chile, a fines de abril. Además de Uruguay, abandonará otros tres países: Puerto Rico, Egipto y Turquía. Sin embargo, Glovo seguirá vigente en Argentina. ¿Por qué? La estrategia de la compañía en el 2020 será enfocarse en las regiones en donde es líder del segmento, para así aumentar su rentabilidad y consolidar su posición. El país es uno de los mercados más importantes en términos de rentabilidad y el segundo más relevante de América latina, después de Perú, según le explicó la filial local de la empresa a El Cronista.

En medio de un contexto macroeconómico complejo, la firma duplicó en el 2019 las órdenes entregadas a nivel local en comparación con el año anterior, alcanzando 10,000 tickets mensuales.

Asimismo, a mediados de diciembre lanzó su propio supermercado online en Argentina. Los dos dark stores ya funcionan desde hace unas semanas. Estarán abiertos las 24 horas y cubrirán la ciudad de Buenos Aires y parte de Zona Norte.

En el caso de Uruguay, al mismo tiempo que desembarcó Glovo, también lo hicieron Rappi y Uber Eats. PedidosYa fue la pionera en las calles de Montevideo. Los cuatro jugadores del sector implementaron una práctica agresiva de expansión llamada winner takes it all (“el ganador toma todo”), donde una prevalece sobre el resto y se queda con el negocio de esa plaza. Ante esta situación, Glovo no pudo imponerse.

Los cuatro mercados que abandona representaron 1.7% de las ventas brutas de Glovo en el 2019. “Salir de estos países nos ayudará a fortalecer nuestro liderazgo en ciudades en las que tenemos una importante participación de mercado y nos encontramos generando valor”, señaló Oscar Pierre, cofundador y CEO de la empresa. “Luego de un exhaustivo análisis, nos dimos cuenta de que penetrar y alcanzar la rentabilidad en estos mercados requiere más inversión y tiempo”, concluyó.