La mayor red de estaciones de servicio expendedoras de gasolina del país, conformada recientemente por ocho grupos que en conjunto cuentan con 11% de las gasolinerías del país, prevé aliarse a su vez con Petróleos Mexicanos (Pemex) rumbo a la competencia, para lo cual se mantiene en espera de un plan de compras por volumen, y considera que el precio de la gasolina no cambiará sustancialmente el próximo año, detalló el director de Hidrosina, el mayor grupo gasolinero del país, integrante de esta alianza.

Paul Karam, director general de Grupo Hidrosina, la red más grande del país con 200 estaciones de servicio, que son 1.7% del total que existen en el país, explicó a El Economista que la alianza cuenta ya con 1,300 estaciones de servicio, que podrán obtener ahorros de hasta 25% en todos los gastos no asociados a la compra de combustible, tales como uniformes, bombas expendedoras y mantenimiento de sus instalaciones gracias a las compras a escala que pretenden realizar.

A su vez, esperan afiliar a 700 estaciones más para llegar a un total de 2,000 estaciones en la alianza el próximo año. La afiliación a esta alianza no tiene ningún costo, detalló. Los grupos que conforman esta nueva agrupación son Hidrosina, Corpogas, Lodemo, Grupo Car-go, Esges, Enerkom, Octan Fuel y Gasored.

Las estaciones de servicio que pertenezcan a esta alianza se mantendrán con la bandera de Pemex, así como con los contratos de suministro de combustible con la estatal por lo menos en el corto y mediano plazos, y esperan seguir así en el largo plazo, dependiendo de las condiciones de precio y servicio que la estatal les proponga.

Para ello, aseguró Karam, se encuentran en pláticas con la subsidiaria Transformación Industrial para obtener precios mayoristas en el corto plazo, con lo que ambos, los franquiciatarios y Pemex, se preparan para la libre competencia que arranca en el 2018.

Competencia y precios

En cuanto a las nuevas marcas que podrían llegar al país en el 2018, el director de Hidrosina consideró que las extranjeras construirán no más de cinco estaciones por año y comprarán unas 30, como máximo, ya que la red nacional de gasolinerías cuenta con suficiente madurez y penetración en la actualidad, explicó.

En lo que respecta del precio de la gasolina durante el 2016, antes de la libre importación que comienza en el 2017 y previo al libre mercado que arranca en el 2018, el empresario consideró que no será posible una baja sustancial en los precios actuales, ya que no hay todavía condiciones para que Pemex ofrezca menores precios de venta de primera mano y los márgenes por litro de 6.5% no permitirán que los ahorros en eficiencia de los gasolineros puedan ser transmitidos al consumidor. A su vez, consideró que la banda como techo de precio que establecerá Hacienda tampoco permitirá que haya un incremento sustancial con relación a los precios actuales de la gasolina.

[email protected]