El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), el consorcio encargado de la ampliación del Canal de Panamá liderado por la española Sacyr Vallehermoso, anunció que suspenderá las obras debido a la imposibilidad de llevarlas a cabo con los costos pactados inicialmente en el contrato.

Grupo Unidos por el Canal (GUPC) ha enviado a la Autoridad del Canal de Panamá la nota de preaviso de suspensión de los trabajos, de acuerdo con la subcláusula 16.1 de las condiciones del contrato para la construcción del tercer juego de esclusas , indicó el consorcio, en un comunicado enviado a Efe.

Tras este preaviso se abre ahora un plazo de 21 días para ejecutar la paralización de las obras. Durante este periodo, la constructora española negociará un cambio en las condiciones. Sacyr reclama sobrecostes por 1,600 millones de dólares, sobre un contrato de adjudicación valorado en 3,200 millones de dólares.

Por su parte, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) rechazó hoy de manera categórica las presiones del consorcio internacional encargado de la ampliación de la vía interoceánica. Nosotros mantenemos nuestra exigencia de que Grupo Unidos por el Canal respete el contrato que ellos mismos aceptaron y firmaron , indicó la autoridad en un comunicado.

CONTRATO RÉCORD

La ejecución de las obras, que se encontraban a 62% de su edificación, se lleva a cabo desde hace casi cuatro años. El contrato de adjudicación de las obras establecía un periodo de 1,883 días para su finalización, aproximadamente cinco años.

Por cada día de adelanto, la Autoridad del Canal de Panamá, promotora del proyecto, fijaba un incentivo de unos 160,000 euros, hasta un máximo de unos 37 millones, mientras que penaliza con 225,000 euros cada día de retraso.

En alianza informativa con