Petróleos Mexicanos (Pemex) reveló en su Plan de Negocios 2017-2021 algunas de las estrategias que pretende seguir para incrementar el valor en cada una de sus subsidiarias, entre las que destaca la meta de llegar al 2025 con un balance financiero primario de 29,400 millones de pesos en Transformación Industrial, saldo que el próximo año será negativo en 96,300 millones de pesos.

Las actividades del plan para esta subsidiaria contemplan recursos adicionales por más de 138,000 millones de pesos al 2025, de los cuales, las alianzas en actividades auxiliares a la refinación, como tratamiento de hidrógeno o agua, además de reconfiguraciones, se obtendrá 30%, mientras que con un plan para revertir el rezago y dar mantenimiento en las plantas, así como el nuevo manejo dinámico de precios competitivos, se obtendrá 36%, además de que por reconocimientos de costos de transporte entre subsidiarias, 26% de este monto y, finalmente, en acciones para combatir el robo de producto tanto en ductos como en las terminales de la estatal, se obtendría el restante 8% de los ingresos adicionales.

En Exploración y Producción no se desarrollarán asignaciones no rentables después de impuestos, con un agresivo programa de farmouts o asociaciones con terceros que buscarán elevar en 15% la producción en los próximos cinco años. En este escenario aumenta la recaudación en términos reales del gobierno y mejora el flujo de Pemex , explicó la estatal. En un escenario base, se incorporará reservas totales por 1,100 millones de barriles de petróleo crudo equivalente anuales a 37,000 millones con que cuenta hoy.

Pemex como proveedor

En tanto, la subsidiaria de reciente creación Perforación y Servicios, que tras la reforma energética se convirtió en la octava perforadora terrestre del mundo con más de 90 equipos de perforación, buscará prestarle sus servicios a todo tercero que los requiera, al igual que los servicios de comercio exterior de Pemex Internacional (PMI) y el transporte en 17,000 kilómetros de ductos, 89 terminales de almacenamiento, 10 residencias portuarias, 16 buquetanques, 520 carrotanques y 1,485 autotanques de Pemex Logística, lo que puede resultar factible para los nuevos operadores de las rondas de licitación.

Pemex Etileno buscará maximizar el aprovechamiento de etano a través del almacenamiento y la diversificación de materia prima, el cierre de negocios no rentables y alianzas para el suministro de oxígeno, nitrógeno, tratamiento de agua y cogeneración de electricidad y vapor, mientras que en Fertilizantes se buscará integrar el amoniaco a la cadena de valor, según expusieron.

Finalmente, Pemex Cogeneración requiere inversiones de 4,970 millones de dólares que la estatal pretende llevar a cabo para la obtención de energía eléctrica y vapor de agua en asociaciones dentro de 11 plantas en todo el país, con el fin de reducir su gasto en insumos como la energía y el vapor, otorgando un negocio rentable a un tercero mediante procesos que de por sí se llevan a cabo en la cadena petrolera.

kgarcia@eleconomista.com.mx