Ford Motor Co dijo este jueves que llamará a revisión 3 millones de vehículos porque los infladores de bolsas de aire de protección podrían romperse, con un costo de operación por unos 610 millones de dólares.

La Administración Nacional de Seguridad de Tráfico de Autopistas dijo que ordenó a Ford emitir el llamado a revisión, rechazando un intento de la segunda mayor automotriz de Estados Unidos por evitarlo.

El defecto, que en raras ocasiones provoca la rotura de las bolsas de aire y podría lanzar fragmentos de metal por el aire, provoca el retiro de automóviles más grande en la historia de Estados Unidos de más de 67 millones de infladores.

En todo el mundo, se han llamado a revisión alrededor de 100 millones de infladores de bolsas de aire instalados por 19 importantes fabricantes de automóviles.