Cinco filiales del Grupo Televisa, consideradas parte integrante del agente económico preponderante en radiodifusión, no presentaron ofertas públicas de infraestructura pasiva para que terceros concesionarios pudieran acceder a ésta, si así fuera su interés, mientras que otra subsidiaria de la compañía presentó a destiempo estos requisitos fijados por el IFT en las regulaciones asimétricas a las que se encuentra sujetada Televisa.

En los informes de cumplimiento regulatorio correspondiente a Grupo Televisa para el segundo trimestre del año, el IFT informó también que algunas de las filiales de este conglomerado de medios no cuentan con páginas de Internet u otros mecanismos con los que los potenciales interesados en utilizar su infraestructura de radiodifusión puedan conocer a detalle el estado físico de la misma o la manera en que pueden contratarla.

DOCUMENTO: Informe trimestral del IFT sobre los cumplimientos de Grupo Televisa

Grupo Televisa y sus filiales sí dieron cumplimiento pleno a sus obligaciones de desvelar al público, particularmente a terceras empresas, la información relativa a los diversos servicios de publicidad que ofrecen la televisora y sus subsidiarias, el costo de cada uno de estos servicios y de manera detallada, escribió el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Pero queda para la duda el argumento de una de las filiales de Grupo Televisa:

Corporación Tapatía de Televisión sí presentó en tiempo la oferta pública de infraestructura pasiva y reconoció que hace parte del agente económico preponderante, pero dijo al IFT que no se le ha explicado en qué consisten varias de las medidas regulatorias y dudó de que éstas sean una figura legal sustentada en la ley.

Lo que menciona Corporación Tapatía S. A. de C. V., es que no reconoce qué es el Sistema Electrónico de Gestión (SEG) -obligación regulatoria-. Pareciera una estrategia por decir algo tardía, pues queda claro que este supuesto desconocimiento no lo va a excusar del cumplimiento de las medidas de preponderancia. Si se reconoce a sí misma como parte del Agente Económico Preponderante o no, es un tema que quedó ya resuelto hace dos años. Es incongruente que se insista sobre el tema. En mi perspectiva, Corporación Tapatía se augura como una piedra en el zapato para el cumplimiento de Grupo Televisa , explicó Fabiola Peña, especialista en telecomunicaciones de la firma Entuizer.

DOCUMENTO: Las medidas de preponderancia del IFT a Grupo Televisa

Televisión La Paz, TV Ocho, Hilda Graciela Rivera, Roberto González y Ramona Esparza, fueron las empresas y representantes de las televisoras filiales que no presentaron un informe de su red al IFT para que terceros consideraran utilizarla, mientras que el Canal 13 de Michoacán presentó el suyo de manera extemporánea.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones definió entonces que para al menos cinco empresas faltó conocer a detalle la capacidad y estados de torres de radiodifusión, ductos, postes y planos de rutas que terceros pudieran contratar al Grupo Televisa.

El IFT impuso el 7 de marzo del 2014 a Grupo Televisa y a América Móvil una serie de regulaciones para equilibrar la competencia y la concurrencia de actores en los mercados de telecomunicaciones y de radiodifusión, y con el fin de beneficiar con mejores precios y calidad de servicios al usuario.

NOTICIA: Televisa, AT&T y Movistar se acercan a Telmex-Telcel para conectar sus redes

Las obligaciones establecidas por el IFT corresponden a la naturaleza de los negocios de Televisa y de Telmex-Telcel.

A Grupo Televisa, como empresa preponderante en la radiodifusión, el IFT le impuso nueve obligaciones que van de la compartición de su infraestructura a los terceros que pretendan solicitarla, entre ellos los concesionarios de las nuevas cadenas de TV digital; también la sujetó a no adquirir en exclusiva los derechos de transmisión de los Mundiales de la FIFA, de los Juegos Olímpicos o de la liguilla del futbol mexicano, entre otros eventos. Y además, obligó al grupo a no discriminar a los anunciantes; a informar sobre sus tarifas comerciales o paquetes de descuentos, y a no participar en clubes de compras de contenidos audiovisuales.

Televisa también quedó obligada a permitir que los operadores de TV restringida puedan retransmitir las señales de sus canales nacionales de televisión abierta, mientras que sus propias empresas de TV de paga deben retransmitir las señales en abierto de terceros concesionarios, esta imposición quedó amparada en las políticas del must carry y del must offer.

Si fuera el caso, Televisa tampoco puede participar directa o indirectamente y con ningún instrumento en la operación del día a día del agente económico preponderante en telecomunicaciones: América Móvil.

Así llegan Televisa y Telmex a su revisión de marzo con el IFT

nicolas.lucas@eleconomista.mx

mfh