El próximo 28 de febrero se liquidarán, anticipadamente, alrededor de 34,000 millones de pesos del capital recaudado, a través del Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura (Fibra E), para financiar parte del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), cuyas obras ya fueron suspendidas.

Así lo adelantó Gerardo Ferrando Bravo, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), al término de la Asamblea de Tenedores celebrada.

En ella se acordó, por unanimidad, un pago equivalente de 5,443,604,589 Unidades de Inversión (Udis), o 34,033 millones de pesos, que incluye la parte proporcional de 10% de interés anual convenido. El valor de las Udis se ubicó en 6.251935, de acuerdo con datos del Banco de México.

“Se hizo una fórmula muy clara para que el monto que recibimos en marzo del año pasado transformarlo a Udis a la fecha en que se pague, que será el 28 de febrero y, luego, aplicarle el interés que estaba convenido de 10% anual por el número de días que corresponda”, sostuvo el directivo del GACM tras la sesión.

Ferrando aseguró que los recursos que devolverán a los inversionistas provienen del monto originalmente depositado a través del Fibra E, el cual está invertido de manera íntegra en el fideicomiso de construcción del Grupo Aeroportuario, con lo que no se comprometen recursos públicos.

“Los recursos vienen del fideicomiso que tiene el grupo aeroportuario, en donde se depositó todo el financiamiento que se recibió. Desde nuestro punto de vista no era necesario haberlo pedido el año pasado, no se requería ni siquiera para el 2019 si el proyecto hubiera continuado”, aclaró.

“Ante la cancelación del proyecto, con más razón tenemos el dinero, no hay ninguna preocupación, no vine del erario. Es dinero que recibimos, que tuvimos y que regresamos”, añadió.

Afores, principales tomadores

El 26 de marzo del 2018, el GACM recaudó 30,000 millones de pesos con la emisión del Fibra E en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Los papeles fueron tomados por 94 inversionistas. En México se colocó 98.92% de la oferta y el restante 1.08% en mercados extranjeros.

Entre los tenedores de títulos están las afores XXI Banorte, Inbursa, Pensionissste y Profuturo, que destinaron en total 13,500 millones de pesos. Así como otros inversionistas institucionales a través de casas de Bolsa.

“Con esto, el GACM y el gobierno de México dejan a salvo la inversión de los ahorradores a través de las afores y otros inversionistas”, aseguró la emisora en un comunicado.

Ferrando Bravo comentó que desde noviembre del 2018 mantuvo una “relación absolutamente cordial” con los principales tenedores, como las afores, quienes entendieron y aceptaron los acuerdos de pago tras la cancelación del NAIM.

Fast track

A la Asamblea de Tenedores celebrada la cual fue convocada el pasado 1 de febrero, asistieron no más de 20 inversionistas y representantes de los tenedores de títulos del Fibra E, entre ellos afores que sesionaron en menos de una hora.

“Para el 28 de febrero van a liquidar el Fibra E tal como decía el evento relevante, justo el monto que salió”, dijo uno de los asistentes a la asamblea.

“Todo fue de acuerdo con lo que estaba convenido en el prospecto de colocación y el rendimiento que se declaró”, añadió, aunque no quiso hacer más comentarios sobre los acuerdos que votaron en la reunión.

El director general del GACM reiteró que la liquidación se resolvió favorablemente y se votó por unanimidad: “Cuando las cosas se hacen de manera clara, abierta, conveniente para las partes, los acuerdos son en ese sentido”.

Entonces, recordó que en diciembre del 2018 liquidaron una tercera parte, o 1,800 millones de dólares de los bonos verdes, por 6,000 millones de dólares, colocados en mercados extranjeros para financiar las obras de la terminal aérea en Texcoco, Estado de México.

“Ahora ofrecimos al presidente que en febrero quedaría resuelto el tema del Fibra E y con los acuerdos  lo que viene simplemente es instrumentarlos y estimamos que a finales de este mes concluyamos con el pago”, destacó.

Repuntan títulos del Fibra E del aeropuerto

En vísperas de que se desliste el Fibra E del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) del mercado local, su cotización ha repuntado 4.5% considerando el precio de colocación de la Oferta Pública Inicial.

Fue el 28 de marzo del año pasado cuando se emitió el Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura (Fibra E) en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), para financiar el proyecto de la terminal aérea en Texcoco. El precio fue de 100 pesos.

Destaca el repunte de las últimas sesiones en el mercado, toda vez que desde su lanzamiento y hasta el pasado 29 de noviembre se habían mantenido prácticamente sin variación.

No obstante, fue el 29 de noviembre del 2018 cuando se registraron las primeras bajas, llegando a un piso de 93 pesos por papel. Fue hasta el 11 de enero de este año cuando la cotización se recuperó, retomando el nivel de 100 pesos.

Las primeras caídas se dieron tras el anuncio de que el gobierno federal cancelaría el proyecto del NAIM y recompraría 1,800 millones de dólares de los 6,000 millones de dólares obtenidos con la emisión de bonos verdes en mercados extranjeros.

Sin embargo, el repunte se observó cuando el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México anunció, el pasado 1 de febrero, que propondría liquidar a los tenedores de los títulos del Fibra E un monto estimado en alrededor de 34,000 millones de pesos y, con ello, proceder al desliste el vehículo en la BMV.

Aunque el 5 de febrero alcanzaron el precio máximo de 105 pesos por unidad, en la jornada posterior retrocedieron a 104.5, nivel que se mantuvo hasta en la sesión de este martes 12 de febrero, fecha en la que la Asamblea de Tenedores del Fibra E del NAIM aceptó la propuesta de pago de 5,443 millones 604,589.19 Unidades de Inversión o 34,033 millones de pesos.

Por otra parte, el 24 de diciembre se liquidó una tercera parte de los bonos verdes emitidos en el extranjero para financiar las obras de la terminal aérea.

Los papeles de deuda se emitieron en cuatro tramos, el que presenta vencimiento en el 2047 registró una caída de 1.41 por ciento. Mientras que otro con vencimiento en el 2046 cayó 0.28 por ciento. Los que continúan vigentes hasta el 2026 se mantuvieron estables.

[email protected]