En su apuesta por desarrollar el negocio en la región, la minorista chilena, Falabella, decidió ingresar también con su formato Sodimac a Uruguay, a través de dos locales en Montevideo. Con estos proyectos, que involucran una inversión de 40 millones de dólares, la empresa concretará la apertura de su sexto mercado.

Según información reciente de la compañía, la habilitación del primer recinto, emplazado en el departamento de Canelones, está muy avanzada e iniciará sus operaciones a finales de marzo; mientras el segundo, que se localizará en el barrio de Sayago, estará listo hacia el último trimestre del año.

En total, las dos tiendas tendrán una superficie de 10,000 m2 cada una, con una sala Homecenter y un patio Constructor.

Para avanzar en la incursión de la empresa, en el 2014 Sodimac terminó de conformar el equipo de la oficina de apoyo para estas operaciones y se completó la incorporación de los jefes y subgerentes del primer local, lo que incluye las capacitaciones.

A principios de diciembre se organizó la primera reunión ampliada con los proveedores locales y sus portafolios quedaron cerrados al término del año.

Al respecto, en Sodimac aseguraron que "uno de los pilares sobre los que operará en Uruguay es la activa incorporación de empresas locales en su cartera de proveedores".

"La intención es que estos socios estratégicos apoyen para surtir las tiendas ubicadas en el mercado uruguayo, como para satisfacer la demanda del resto de la cadena en Latinoamérica, considerando materiales de construcción y artículos para el mejoramiento del hogar", dijeron.

Con estos avances, añadieron, sólo resta que termine la edificación para la apertura.

abr