Derivado de los resultados en los comicios estadounidenses que le dieron el triunfo al republicano Donald Trump y podrían ser reflejo de una nueva fase en la economía mexicana, el indicador del entorno empresarial mexicano que realiza el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) acumuló tres meses de caídas consecutivas en diciembre del 2016, mes con el menor nivel del año.

En el último mes del año, el IMEF Manufacturero retrocedió 1.1 puntos al ubicarse en 47.7 unidades, en contracción al ubicarse por debajo de los 50 puntos. En tanto, la tendencia del mismo ciclo anterior cayó 0.3 puntos ubicándose en 48.7 unidades y ajustado por tamaño de las empresas, también se ubicó en 48.7 puntos, lo que sugiere que la caída en el mes refleja ligeramente un desempeño menor de las empresas pequeñas.

El índice varía en un intervalo de cero a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50) de la actividad económica, sin proporcionar información específica sobre la magnitud de los cambios esperados.

Por otra parte, el IMEF No Manufacturero registró una disminución de 0.2 puntos al situarse en 48.7 unidades, también con tres meses de caídas. La serie-tendencia cayó 0.4 puntos para situarse en 49.2 puntos y en el ajuste por empresa la disminución fue de 2.1 puntos para ubicarse en 46.7 unidades, lo que implica que tanto grandes como pequeñas empresas enfrentan desaceleración.

Los resultados de diciembre confirman que la victoria de Donald Trump representa un periodo de mayor incertidumbre que podría ser reflejo de una nueva fase de la economía mexicana. Ambos indicadores apuntan hacia una menor actividad económica en los próximos meses , opinó el IMEF.

empresas@eleconomista.com.mx