A raíz de la reciente explosión en la planta Etileno-VCM, ubicada en el complejo petroquímico Pajaritos-Veracruz, la empresa Mexichem perdió 4,998 millones de pesos en valor de capitalización, al pasar de 96,222 a 91,224 millones de pesos, según información de Economática.

Las acciones de la firma petroquímica Mexichem también fueron afectadas por este acontecimiento, ya que hacia el cierre de las operaciones de este jueves, los títulos finalizaron en un precio de 43.44 pesos, con respecto a las cotizaciones previas (45.82 pesos), lo que resultó una caída de 5.19 por ciento.

La planta de Etileno-VCM en el área de Clorados III, propiedad de Mexichem y Pemex, tiene una capacidad de producción estimada para el 2016 de aproximadamente 330,000 toneladas anuales, es decir, alrededor de 13% del volumen total del grupo Vinyl.

Es importante destacar que en el 2015, la planta Pajaritos elaboró un total de 177,000 toneladas, por lo que se esperaba un aumento de capacidad de 86% hacia el cierre de este año, y la meta es alcanzar una producción total de 400,000 toneladas al año.

El área de análisis bursátil de Casa de Bolsa Intercam comentó que si bien no se han dado detalles de la magnitud de la explosión, podría existir un daño grave a las instalaciones. Mexichem es dueño de 55.91% de PMV (la planta de Pajaritos) y Pemex tiene 44.09 por ciento.

Los expertos de Casa de Bolsa Intercam explicaron que la planta de Etileno-VCM genera ventas y flujo operativo (EBITDA) de alrededor de 4 a 5% del total de Mexichem.

Sin embargo, dijeron que preocupa más el hecho de que su peso en ventas y EBITDA será cada vez mayor por el aumento de capacidad, como se señaló anteriormente, de 86% para el 2016, y también por la importancia que tiene esta planta.

La empresa petroquímica Mexichem utiliza gran parte de la producción de VCM que fabrica esta planta, la cual es empleada para sus diferentes negocios, lo que podría traducirse en mayor costo y faltante inmediato para el resto de las plantas, por lo que se trata de un efecto en cadena, advirtieron.

El analista del sector petroquímico de Banco Santander, Luis Miranda, anticipó que la explosión en su PMV Pajaritos tendrá un impacto negativo en el corto plazo tanto en la evolución de su acción como en resultado del segundo trimestre de este año.

El especialista indicó que esta unidad de negocio generó un flujo operativo de 45 millones de dólares el año anterior, además de consolidar 5% del EBITDA de todo el grupo.

ricardo.jimenez@eleconomista.mx