El etiquetado COOL puso en evidencia que la Organización Mundial del Comercio (OMC) requiere impedir que los tiempos para la resolución de controversias se alarguen tanto como en este caso, ocho años, desde diciembre del 2008, coincidieron consultores en comercio internacional.

La OMC permitió a México y Canadá suspender beneficios anuales por 1,017 millones de dólares contra Estados Unidos, por mantener un sistema de etiquetado de carnes que viola las normas de la organización, pero esta medida no es retroactiva.

El sistema de resolución de controversias es imperfecto y se debiera buscar que, como parte de la Ronda Doha, sea más expedito , opinó Gustavo Uruchurtu, consultor del despacho Uruchurtu y Asociados Abogados.

México se inconformó del etiquetado en el 2008, el tribunal de la OMC resolvió el caso en noviembre del 2011 y Estados Unidos recurrió a todas las apelaciones posibles, prolongando el caso hasta este mes.

Estados Unidos se negó también, lo más que pudo, a abrir el transporte de carga por carretera con México, que debió iniciar desde 1995, y tras perder un panel en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y enfrentar represalias, aceptó hasta octubre del 2011 la apertura, aunque de forma limitada.

Y aun así, el sistema de transporte transfronterizo por carretera opera bajo ciertas restricciones y no bajo las condiciones que se establecen en el TLCAN , cuestionó Uruchurtu.

Fernando de Mateo, embajador mexicano ante la OMC, dijo que éste, a pesar de todo, es el único organismo internacional que regula y dirime controversias entre naciones en el comercio internacional.

El etiquetado COOL obliga a los empacadores a identificar dónde nacieron, se criaron y fueron sacrificados los animales, una información que es impresa en los paquetes de carnes de res y cerdo y otros productos. A pesar de que la suspensión de beneficios no es retroactiva, el sistema de solución de controversias de la OMC es el mejor con el que se cuenta , opinó Alejandro Gómez Strozzi, director de la empresa Trade Law Consultores.

Ya con el caso cerrado, el senador estadounidense Pat Roberts comentó: La OMC nos ha advertido varias veces y el Congreso ha ignorado la advertencia. Esto ya no es una advertencia. La represalia es real. Ahora más que nunca, tenemos que derogar el etiquetado COOL .

[email protected]