La operación Carne Débil , que el fin de semana destapó el mayor escándalo de la industria alimentaria de los últimos años en Brasil, está dejando sentir su impacto en la economía del mayor exportador mundial de carne.

El Ministerio de Comercio de Brasil informó que las compras diarias de este producto se derrumbaron 99.9% el martes a apenas 74,000 dólares, desde un promedio histórico de 63 millones de dólares.

Las revelaciones sobre un esquema de corrupción para autorizar envíos de carne adulterada y en descomposición está provocando el cierre de los mercados mundiales para los productores brasileños, y el número de países que están aplicando alguna clase de restricción sigue aumentando. La lista (que ya incluía a China, Hong Kong, Chile, la Unión Europea, Suiza y Egipto), se ha duplicado en las últimas horas con México, Canadá, Sudáfrica, Argelia, Jamaica, Trinidad y Tobago y Japón, que prohibió las compras desde las 21 plantas afectadas. Arabia Saudita, el segundo mayor comprador mundial de carne de aves, dijo que endurecerá sus inspecciones.

Por su parte, los supermercados chinos se están apresurando a retirar los productos brasileños de sus locales, reemplazándolos por carne de Australia, Nueva Zelanda, España y Canadá. Uruguay, por otro lado, señaló que no puede reemplazar la carne brasileña. Uruguay no tiene una capacidad extra , dijo el ministro de Agricultura, Tabaré Aguerre.

Según estimaciones de la Asociación de Comercio Exterior de Brasil (AEB), la investigación puede restar cerca de 1,000 millones de dólares de un total de 12,760 millones de dólares en exportaciones de carne de pollo, cerdo y vacuno proyectadas para este año, una caída de 8 por ciento. Según el ministro de Agricultura, Blairo Maggi, Brasil perdería 10% de su participación del mercado mundial.

Para Moody’s, todavía es temprano para evaluar el impacto del escándalo en la industria brasileña. La agencia destacó que la buena salud y reputación de los animales brasileños puede ayudar a mitigar el impacto de las medidas. Sin embargo, si las sanciones se extienden por un tiempo indefinido, los exportadores se verán afectados seriamente , advirtieron los analistas.

Blairo Maggi ha advertido que los productores locales podrían demorar de tres a cinco años en recuperar la confianza de sus clientes.

Culpando a la policía

En un hecho poco común, las autoridades brasileñas están dando mayor publicidad al escándalo de corrupción para desviar la atención de sus clientes de los temores por la seguridad y calidad de los alimentos, y centrar en cambio el foco en el esquema de sobornos y subrayando que se trató de casos aislados.

Las autoridades locales apelaron a los 163 países miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC), llamándolos a no suspender las importaciones, ya que el caso no se trataba de la calidad de los productos. Esperamos que los miembros no recurran a medidas que constituyan restricciones arbitrarias sobre el comercio internacional o que sean contrarias al Acuerdo Sanitario y otros acuerdos fitosanitarios y de la OMC , señalaron.

La palabra clave que el gobierno brasileño ha intentado instalar en el caso es exageración , destacando que se trata de problemas focalizados. Los hechos están directamente relacionados con desviaciones de la conducta profesional de unos pocos trabajadores. Ellos no representan un mal funcionamiento general del sistema brasileño , señaló una declaración conjunta de la policía y el Ministerio de Agricultura.

Mientras tanto, la propia Policía Federal que reveló los resultados de su investigación el viernes pasado está siendo duramente cuestionada por la magnitud que ha alcanzado el escándalo.

El mismo Maggi lamentó que el anuncio fue hecho de manera alarmista , y pidió a los fiscales más detalles sobre los embarques donde se han encontrado productos que no cumplen con las normas. Los países están preguntándonos si éstos fletes podrían haber sido enviados a ellos, y por el momento no tenemos respuesta , señaló el ministro que anteriormente prometió resolver el problema en tres semanas.

Por su parte, el presidente de la Asociación Brasileña de Industrias Exportadoras de Carne (ABIEC), Antonio Camardelli, lamentó el alcance de los perjuicio y dijo que la investigación provocó una crisis innecesaria .

Investigación en curso

Mientras tanto, la investigación ya suma a cerca de 100 personas sospechosas, de los cuales 33 corresponden a funcionarios del Ministerio de Agricultura que presuntamente recibían sobornos a cambio de autorizar la exportación de carne podrida o contaminada.

Entre los detenidos están varios ejecutivos del gigante BRF. Según los antecedentes de la carpeta investigativa, los empleados pagaban para elegir al inspector gubernamental que fiscalizaría sus embarques, y Roney dos Santos, el gerente de relaciones institucionales y gubernamentales de la compañía, incluso tenía acceso y contraseña del sistema de procesos administrativos internos del ministerio.

El tribunal prorrogó la detención de tres personas arrestadas por el caso.

Gobierno cede y excluye a empleados públicos de reforma clave de pensiones

El presidente de Brasil, Michel Temer, dijo que la emblemática reforma de pensiones impulsada por su gabinete sólo se aplicaría a los empleados públicos del gobierno federal y no a los sistemas administrados por gobiernos estatales y municipales. "Hemos tenido muchas reuniones con los líderes de la Cámara y el Senado. Vino con gran fuerza la idea de que debemos respetar la autonomía de los estados, fortaleciendo así el principio federativo", dijo el presidente. "Varios estados ya han hecho su reforma de la seguridad social. Sería una relativa invasión de competencia con que no queremos seguir adelante", agregó.

Así el gobierno trata de combatir la oposición a la reforma, mucho más impopular que el límite a los gastos públicos por 20 años ya aprobado.

Aunque el anuncio representa una derrota para el proyecto original, fuentes del gobierno aseguran que no complicará el objetivo final que es eliminar el déficit fiscal, y que por el contrario, aumenta la probabilidad de que sea aprobado en el congreso.

Mientras tanto, el gobierno rebajó las proyecciones para el crecimiento este año de 1% a 0.5%, en línea con el banco central. El ministro de Finanzas, Henrique Meirelles, dijo el martes pasado que las reformas económicas pueden ayudar a lograr un crecimiento de 4% en los próximos años. Las proyecciones ahora apuntan a una expansión de 2.5% en el 2018.

Mercosur y UE alcanzarían un acuerdo preliminar de comercio a fines de año

En medio de una reacción impulsada por la retórica proteccionista del presidente estadounidense, Donald Trump, los países del mundo están intensificando su cooperación para facilitar el comercio y bajar las restricciones tarifarias.

Según informó el ministro del Comercio de Brasil, Marcos Pereira, las conversaciones para un acuerdo de libre comercio entre Mercosur y la Unión Europea pueden terminar en un arreglo preliminar tan pronto como a fines de este año.

La autoridad señaló que hay más interés desde Europa para lograr un acuerdo que el año pasado. Con el acuerdo, Brasil quiere disminuir el tiempo promedio de las exportaciones de trece a ocho días, y de las importaciones de 17 a diez días.

Sin embargo, el proyecto no incluirá cláusulas sobre el comercio cárnico, por el tema de las elecciones presidenciales en Francia, agregó Pereira.

Mientras tanto, según el diario Cronista, la industria cárnica francesa pidió excluir este producto de las negociaciones debido a la investigación policial que afecta a esta industria en Brasil ya que la UE importó 110,000 toneladas de carne del gigante latinoamericano el año pasado. Anteriormente, fuentes oficiales de Brasil habían manifestado su temor de que el escándalo pudiera descarrilar las negociaciones entre ambos bloques, pero luego dijo que no será tema de conversaciones.

A su vez, autoridades argentinas informaron que la reunión del comité negociador de Mercosur y la UE esta semana en Buenos Aires ya logró acuerdo sobre la protección de la competencia.