La firma colombiana de cafeterías Juan Valdez topó con un monstruo que concentra la mitad del mercado en México. La competencia fue difícil para la marca colombiana, que el domingo anunció que retirará las franquicias establecidas en México debido a un incumplimiento del contrato en el que se acordó que la expansión de la marca alcanzaría un nivel de 100 sucursales en el país. 

El mercado de café en México está representado en su mayoría por los consumidores del café soluble que se vende en los supermercados. Sin embargo, las compañías que ofertan al consumidor el café como un servicio han crecido de manera importante durante los últimos años. La llegada y expansión de cafeterías ha impulsado también la cultura de consumo de café fuera de casa que promueve la movilidad de café molido. La venta del servicio de cafeterías en el país está valuada en 626.5 millones de dólares, de acuerdo con la casa de análisis de mercados Euromonitor International.

En México existen muchas cadenas de cafeterías, pero la mayor parte del mercado se la queda Starbucks: 46.9% del total en el 2017, según datos de Euromonitor. La línea de la sirena tiene 180 establecimientos en la Ciudad de México, donde se concentra la mayor parte de consumidores de este mercado, y ocupa el primer lugar en cuanto a presencia de cafeterías a nivel nacional, de acuerdo con Euromonitor. El mercado que persigue Starbucks sigue patrones sociales y relacionados con el estatus, ofrece complementos, personalizadores e instalaciones que en conjunto crean y dan al consumidor la sensación de pertenencia. 

La cafetería Finca Santa VeraCruz ocupa el segundo lugar en cuanto a presencia en la capital del país, con 70 unidades ubicadas en espacios públicos y privados del país. Pese a que sus ventas no escalan a un nivel tan alto en el resto del país, en la capital es una de las favoritas por su concepto de barra de café gourmet, que atrapa a la porción del mercado que busca café de calidad pero que no va en busca de un lugar para estar mucho tiempo. Por ello, muchos de sus establecimientos se ubican dentro de universidades y hospitales. 

En la Ciudad de México, la tercera posición la ocupa Cielito Querido Café, con 55 sucursales. Su foco de mercado son todos aquellos consumidores de café que buscan identificarse con productos, insumos, frases, ideas y ornamenta nacionales. La firma mexicana ha crecido y extendido sus canales en los últimos años. 

El toque clásico y selecto del café lo representan las cafeterías Punta del Cielo, pese a que ocupan la cuarta posición en cuanto a establecimientos, con 47 en la Ciudad de México, son la segunda firma especialista en café más importante a escala nacional si se consideran sus ventas. Los consumidores que apuestan por esta cadena tienen un perfil más tradicional, van en búsqueda de espacios cómodos, estéticos y selectivos. La firma nacional cuida la calidad del café y los complementos que ofrece a sus clientes, el servicio de Punta del Cielo captura al 11.6% del total del mercado.

Tierra Garat, El Jarocho y Nescafé brindan el servicio de cafetería por cadena, aunque no alcanzan niveles altos de presencia, continúan creciendo. El mercado de consumidores de café en establecimientos está mayormente ocupado por Starbucks pero se ha entendido en otras cafeterías el comportamiento y las preferencias de los consumidores en México, lo que les permite continuar operando en el mercado mexicano del café. Juan Valdez llegó a la Ciudad de México en 2013: en cinco años abrió 9 sucursales en la ciudad y una en Quintana Roo.

[email protected]