Una vez más, Grupo Aeroméxico está dispuesto a invertir para mejorar la infraestructura en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), su principal centro de operaciones, y para mejorar la experiencia de viaje de sus pasajeros.

En el 2016, ante la falta de recursos públicos, aportó poco más de 200 millones de pesos para la ampliación de la sala 75 de la Terminal 2. Ahora, de ser necesario, está en condiciones de participar en el desarrollo de la Terminal 3, de acuerdo con su director de Comunicación, Christian Pastrana.

Hace un mes, la administración del AICM decidió cancelar la licitación para elaborar el proyecto ejecutivo y obras complementarias de la nueva infraestructura, porque faltaba una mayor definición de los términos de referencia. Además, extraoficialmente se ha dicho que no existen los recursos suficientes para ello. En el presupuesto de egresos del 2020 se destinarán 3,393.3 millones de pesos a la primera etapa de la reestructuración arquitectónica de los edificios de las terminales 1 y 2 y la primera etapa de construcción de la Terminal 3, pero se desea acelerar los trabajos con recursos privados.

“Hemos dicho que Aeroméxico está dispuesto a invertir. No hay de momento ninguna definición; desconozco si el tema (suspensión de licitación) es porque no hay recursos. No nos gustaría afirmarlo. No nos han dicho nada, pero estaríamos dispuestos a invertir porque indudablemente la capacidad del aeropuerto está rebasada y Grupo Aeroméxico está dispuesto a hacer un buen acuerdo con el gobierno federal. Estamos dispuestos a hacerlo”, comentó el directivo.

Pastrana (quien consideró un aliciente la ampliación que se hace de la Terminal 2 con el pasillo Dedo L, que agrega siete posiciones de abordaje) explicó que la inversión referida que hicieron en el 2016, a cuenta del pago de diversos servicios aeroportuarios, será recuperada en marzo próximo.

Santa Lucía, Emirates

En reunión con motivo de fin de año, el encargado de Comunicación de Aeroméxico abordó diferentes temas relacionados con el sector, algunos de ellos polémicos, como el arribo de Emirates Airlines, y reiteró que la prioridad del grupo es operar en condiciones óptimas de seguridad.

Sobre la construcción del aeropuerto en Santa Lucía y la activación del sistema aeroportuario sumando al AICM y la terminal de Toluca, dijo que la autoridad creó cuatro comités de trabajo (espacio aéreo, infraestructura aeroportuaria para vuelos comerciales, para carga y para servicios complementarios) y que en todos están participando sus técnicos.

“Nos interesa de manera natural todo lo que sucede alrededor del proyecto. Ha habido mucha especulación, polémica. La instrucción es que hay que participar en las mesas, poniendo a nuestros expertos, dando opiniones. Hay definiciones que se están dando. Nos interesa la seguridad del sistema que se vaya a operar. Seremos muy respetuosos de las decisiones que no nos tocan. Se van a acatar siempre que sea seguro operar y las instancias globales así lo certifiquen. Nosotros no tenemos problema en eso”, explicó.

Respecto a la llegada de Emirates a México, con su vuelo que hace escala en Barcelona, afirmó una vez más que están acostumbrados a competir en igualdad de circunstancias, lo que no ocurre en este caso, y que tras reforzar la ruta México-Barcelona pasaron este mes de tres a cinco frecuencias semanales y en el 2020 llegarán a siete. Para ello debieron cerrar su operación en Shanghai.

[email protected]