Del 2009 al 2015, México recibió inversiones foráneas para la instalación o ampliación de plantas de ensamblaje por 24,152 millones de dólares, de acuerdo con el banco de inversión estadounidense JPMorgan. Con esto, el país fue el mayor receptor de estas inversiones en América del Norte, quedándose con seis de las siete nuevas plantas anunciadas para el periodo del 2015 al 2023. De ese total, una fábrica nueva, de Volvo, se ubicó en Estados Unidos, y seis en México, pertenecientes a KIA, Audi, Ford, Toyota, Mercedes Benz-Infiniti y BMW.

Este ciclo tuvo incluso una importante dimensión global, si se considera que, durante el mismo periodo de ocho años, en el mundo se han programado 34 nuevas plantas de ensamble de automóviles. La última gran inversión anunciada fue la de Toyota, por 1,000 millones de dólares, para la instalación de una factoría en Guanajuato, misma que se prevé inicie operaciones antes de que termine este año.

Jugador mundial

Con este despliegue de inversiones, México se posicionó como el sexto productor de vehículos ligeros y pesados en el mundo durante el 2018, al superar a Corea del Sur, con la producción 4 millones 100,000 unidades (ligeras y pesadas) para alcanzar una participación del mercado mundial de 4.3%, de acuerdo con la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA).

Al posicionarse —por primera ocasión— como el sexto productor de vehículos en el mundo, México apuntaba a convertirse en el quinto fabricante hacia el 2020-2021, con una producción superior a 5 millones de unidades y con ello, desbancar a Alemania.

Sin embargo, esta meta —que se mantuvo vigente hasta finales del año pasado— ya no parece realista, y no será hasta después del año 2025 cuando podría lograrse, debido al estancamiento en la demanda de Estados Unidos, de acuerdo con Guido Vildozo, socio director de Vehículos Ligeros de IHS Markit.

El especialista proyectó que la fabricación automotriz de autos ligeros caerá a 3.8 millones de automóviles ligeros en el 2020. Vildozo mencionó que los consumidores estadounidenses han aumentado su preferencia por las SUV hasta acaparar 70% de las ventas, después de que era 50% contra la compra de autos compactos. “Ahora, la expectativa es que llegue a 75 por ciento. Nadie lo esperaba y por eso se realizaron las inversiones para el desarrollo de autos pequeños”, aseveró.

Tan sólo del 2014 a la fecha el número de modelos de SUV disponibles en Estados Unidos ha pasado de 70 a 96 y de acuerdo con un reporte de Bank of America, la cifra se elevará a 149 en el 2023.

Si bien las empresas automotrices instaladas en México incrementarán la producción de SUV para cubrir la demanda estadounidense, el efecto del cambio de línea de producción tardará en ajustarse.

En la información mundial de vehículos publicada por la OICA, China se mantiene como el mayor productor de vehículos, con 27 millones 800,000 unidades. También se destaca el incremento de la producción de India de 8% con respecto al 2017, que ubica al país como el cuarto productor de unidades ligeras y pesadas en el mundo, con 5 millones 200,000 unidades.

Dinamismo exportador

Pese a la corrección a la baja de los pronósticos de producción automotriz del país para el próximo lustro, todavía el año pasado México lideró el crecimiento entre los 10 mayores exportadores de productos automotrices en el 2018, en línea con su ascenso como sexto exportador físico de automóviles terminados, destacó la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Las exportaciones mexicanas de bienes de la industria automotriz sumaron 123,000 millones de dólares, un alza interanual de 13 por ciento.

Con ello, México se ubicó como el cuarto exportador mundial del sector automotriz, detrás de la Unión Europea, Japón y Estados Unidos. Por debajo del dinamismo de México, se ubicaron China (12%), India (11%) y Turquía (10 por ciento). El resto de los mayores exportadores automotrices tuvieron tasas de crecimiento interanual de un dígito.

Así, ocho de los 10 principales exportadores de productos automotrices aumentaron sus valores foráneas en el 2018, con tasas de crecimiento anual que van desde 0.2% (Estados Unidos) a 13% (México). Al mismo tiempo, dos de ellos presentaron caídas: Canadá (-4%) y la República de Corea (-1 por ciento).

La Unión Europea una vez más representó un poco más de 50% de las exportaciones mundiales de productos automotrices en el 2018 (un avance de 6%), seguido de Japón con una participación de 10% y Estados Unidos con una cuota de 9 por ciento.

El orden de los nueve principales exportadores se mantuvo sin cambios. Sin embargo, India entró en el top ten, superando a Brasil. Los 10 principales exportadores representaron 94%de las exportaciones mundiales en el 2018. (Con información de Lilia González).

[email protected]