El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield Padilla, informó que en acciones de verificación de combustible, se atendieron 268 denuncias en la semana del 23 al 29 de noviembre, y se realizaron 238 visitas.

En la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo que en las visitas realizadas se inmovilizaron 10 bombas mangueras por no dar litros de a litro y una gasolinera en Mérida, Yucatán no se dejó verificar. La App litro por litro registró 129,612 descargas.

Respecto a “Quién es Quién en los precios de la gasolinas”, Sheffield Padilla explicó que la semana referida, la gasolina Regular registró su precio más alto en La Paz, Baja California Sur dónde alcanzó los 21.75 pesos por litro; mientras que el más económico se registró en Centro, Tabasco, en 19.90 pesos por litro.

En el caso de la gasolina Premium, el precio más elevado se encontró en la Tlaquepaque, Jalisco, a 22.72 pesos, en contraste, el más barato en Cunduacán, Tabasco, en 18.89 pesos por litro.

Por su parte, el Diésel se vendió en un precio más alto en Huatulco, Oaxaca, en 22.87 pesos por litro y el más bajo se ofertó en Centro, Tabasco, en 19.49 pesos por litro.

Las marcas con los precios más altos en promedio en el país son Chevron, Redco, Arco y Oxxo Gas y Shell los aumentaron y los más económicos Fullgas y LaGas, y Total, detalló.

El funcionario precisó que el precio de gas LP estacionario más alto fue en Lázaro Cárdenas, Michoacán, a 11.50 pesos por litro, y el más bajo en Saltillo, Coahuila en 7.50 pesos por litro.

Sheffield Padilla agregó que en el gas de cilindro el precio más caro fue en Lázaro Cárdenas, Michoacán, a 21.29 pesos por kilo, mientras que el más económico fue en Salina Cruz, Oaxaca, a 15.17 pesos por kilo.

En el tema de verificación de gas se realizaron 38 supervisiones, dos sin infracción y 35 sin verificar, mientras que una no permitió la revisión.