El sector empresarial mexicano advirtió que no dará ni un paso atrás en la apertura comercial y apostará para que el desarrollo del país sea compartido, tanto de la diversificación de mercados como del fortalecimiento de los hechos en México.

México no puede dar ni un paso atrás. Tenemos que defender con firmeza el terreno ganado en los mercados internacionales. No vamos a cerrarnos al mundo. El proteccionismo se llama aislacionismo. Las empresas mexicanas defenderemos el intercambio comercial en todas las instancias nacionales e internacionales necesarias , detalló Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), ante los amagos del mandatario estadounidense, Donald Trump.

Hace un centenario se logró un estado de libertades para el individuo, y en pleno siglo XXI se demanda que los tres órdenes de gobierno trabajen para cumplir su responsabilidad de garantizar el Estado de Derecho y eliminar, de una vez por todas, las prácticas de ineficiencia y corrupción que limitan nuestro crecimiento , explicó Castañón.

En su mensaje semanal, La Voz del CCE, el dirigente empresarial afirmó que los derechos sociales que reconoce nuestra Constitución son y seguirán siendo el pilar de la seguridad económica de los trabajadores y la base para la fortaleza de nuestras empresas.

Enfatizó que, de la mano de la Constitución, la iniciativa privada y la sociedad mexicana están preparadas para hacer frente a sus propios problemas, porque frente a los retos del nuevo contexto internacional, el talento de nuestra gente y la innovación de nuestras empresas serán la clave para encontrar nuevos mercados, agregar mayor valor a nuestros productos y volvernos más competitivos .

En el sector empresarial estamos convencidos de que este momento exige una gran definición de los mexicanos para seguir avanzando.

Las últimas décadas han estado marcadas por una situación internacional de mayor competencia y cambio tecnológico. Frente a estas circunstancias necesitamos nuevas formas de impulsar el trabajo, los negocios, la industria y el campo , dijo.

Para el dirigente del CCE, la relación comercial con Estados Unidos no es ni debe ser nuestra única alternativa. Tenemos que diversificar los mercados, países de Europa, Asia y en el mismo continente americano están buscando acercamientos para incrementar sus inversiones en México y aumentar su demanda por los productos hechos en México .

Castañón mencionó las ventajas mexicanas para la inversión, por ejemplo, el capital humano, pues actualmente, la población en edad de trabajar representa 64% del total y cada vez está mejor capacitado. En México se gradúan 26% más estudiantes de Ingeniería, Manufactura y Construcción que en Estados Unidos.

[email protected]