El empleo formal en el país sufrió una caída de 232,893 puestos de trabajo en diciembre pasado; no obstante, el 2012 cerró con una generación de 711,708 registros laborales, que representan 100,000 empleos más que en el 2011 (16.3% más).

El reporte mensual del Instituto Mexicano del Seguro Social destaca que la cancelación de puestos de trabajo fue más pronunciada en el 2008, época que por la crisis económica se perdieron 327,136 fuentes de trabajo.

Así, en el 2010 se generaron 732,379 empleos; en el 2011 se registró una disminución y el año cerró en 611,552; el 2012, con 711,708 registros. De acuerdo con especialistas , cada año el país requiere de 1 millón 200,000 empleos; sin embargo, no se ha logrado cubrir la demanda en la formalidad, así seis de cada 10 empleos son informales.

Asimismo, vale la pena destacar que el empleo a través de la subcontratación que reporta la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH) en diciembre registró un crecimiento de 3%, y hay registrados 135,133 empleados, 0.84% de los registros del empleo formal del país.

El número de empleos que se perdieron de manera permanentes sumaron poco más de 100,000; mientras que los eventuales urbanos fueron aproximadamente 131,000; comportamiento contrario al registrado a lo largo de los 11 meses previos, en los que la generación de empleo no se había frenado hasta el mes de diciembre.

De acuerdo con la firma de capital humano Manpower, la pérdida de empleo al cierre del año es estacional y se recupera en el primer trimestre del año, cuando se espera un crecimiento de 300,000 plazas de trabajo.

De acuerdo con analistas, se espera que la tasa de desempleo de diciembre, la cual presentará este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, con cifras desestacionalizadas, se prevé se ubique en 5.08%, ligeramente por abajo de 5.13% del mes previo.

[email protected]