La fuerza laboral del sector de manufactura ha estado absorbiendo nuevas tecnologías durante más de dos siglos. En la actualidad, la industria se encuentra en medio de la Cuarta Revolución Industrial, la cual está preparada para transformar el trabajo a un ritmo sin precedentes, a través de tecnologías exponenciales como la inteligencia artificial, el desarrollo de la robótica y la automatización cognitiva, el análisis avanzado y el internet de las cosas (IoT). Y, contrario a algunas predicciones, es probable que la tecnología genere más empleos de los que sustituya, como lo ha hecho históricamente. Esto es evidente en las estrictas condiciones del mercado laboral manufacturero que prevalecen tanto a nivel mundial como en los Estados Unidos.

Además, la Cuarta Revolución Industrial está creando una incompatibilidad entre los trabajadores disponibles y las habilidades necesarias para crear empleos. De hecho, Deloitte y el Instituto de Manufactura de los Estados Unidos anticipan un déficit en la manufactura de ese país durante la próxima década para alcanzar los niveles más altos jamás registrados, superior a las estimaciones anteriores de 2 millones de empleos sin cubrir durante el periodo 2015-2025.

Parte del desafío que enfrenta la industria es comprender cómo los empleos de hoy y las habilidades asociadas se están transformando en nuevos trabajos y trayectorias que continúan evolucionando a la par del avance tecnológico. ¿Cómo puede la industria manufacturera prepararse para este futuro lugar de trabajo y preparar a su fuerza laboral para trabajar junto con robots y tecnología de alto nivel? ¿Cuáles son las habilidades que se convertirán en “indispensables” en el futuro lugar de trabajo? Comencemos por explorar lo que es posible para futuros trabajos en la manufactura.

Reimaginando los trabajos de manufactura

Para ayudar a los líderes de la industria de manufactura y a los trabajadores a visualizar las posibilidades del futuro, hemos desarrollado una serie de puestos que describen cómo podrían ser los trabajos en 2025. Hemos elegido describir estos empleos del 2025 desde el punto de vista de los propios trabajadores, explorando cómo ha cambiado su trabajo, que tipo de habilidades y trayectorias profesionales tienen, los tipos de herramientas digitales que los auxilian, cómo viven un día normal de trabajo.

Traer a la vida a estos trabajos del futuro puede ayudar a los líderes empresariales, trabajadores, educadores y formuladores de políticas a dar forma a su visión y provocar conversaciones sobre lo que debe cambiar para que esto suceda. Estas personas del futuro representan nuestra investigación en curso sobre las brechas en cuanto a aptitudes y el futuro del trabajo en la manufactura, y reflejan varios temas importantes:

Concientizar a los humanos. Como lo explica el informe Tendencias de Capital Humano 2018 de Deloitte, las organizaciones líderes están trabajando arduamente para poner a los seres humanos al corriente: repensar la estructura del trabajo, capacitar a las personas y reformar la organización para aprovechar la tecnología para transformar los negocios. El objetivo más amplio no sólo es eliminar tareas rutinarias y reducir costos, sino también crear valor para los clientes y trabajo significativo para las personas.

Expandir las habilidades digitales y blandas (soft skills). El aumento de la automatización en el lugar de trabajo ha traído consigo un razonamiento interesante para las habilidades que necesitan los trabajadores humanos. En tanto la tecnología reemplaza muchas de las tareas manuales o repetitivas que conllevan muchos esfuerzos, libera espacio para actividades que son únicamente humanas, a menudo llamadas “habilidades blandas”. Un estudio reciente del Foro Económico Mundial encontró que las 10 habilidades principales para la próxima década incluyen facultades humanas esenciales como pensamiento crítico, creatividad y gestión de personas. Las empresas necesitan trabajadores que puedan exhibir estas aptitudes, así como las destrezas necesarias para trabajar a la par de la automatización.

Aprovechar la caja de herramientas digital. Junto al movimiento hacia la automatización, la robótica y la inteligencia artificial, los trabajadores de manufactura dependen cada vez más de herramientas digitales para completar su trabajo de manera efectiva. Como lo muestra el estudio Tendencias Globales de Capital Humano 2018, herramientas como las plataformas de colaboración, las redes sociales basadas en el trabajo y la mensajería instantánea pueden incrementar el respaldo de la comunicación necesaria para una mayor productividad. Hemos creado una “caja de herramientas digitales” para que cada persona ejemplifique los tipos de herramientas que un trabajador del futuro puede aprovechar para realizar su trabajo diario.

A medida que la transformación digital y la Cuarta Transformación Industrial continúan redefiniendo los empleos de manufactura del futuro, tanto los líderes como los trabajadores necesitan adoptar un entorno de trabajo que se espera combine el avance tecnológico y las destrezas digitales con las aptitudes humanas únicas para obtener el nivel más alto de productividad. Comprender cómo podría cambiar el trabajo puede ayudar a la industria en general a prepararse para un futuro que promete ser transformador.

Manuel Nieblas es socio líder de la Industria de Manufactura de Deloitte México.

Para más información consulte: www.deloitte.com/mx

Estudio: The future of work in manufacturing