El repentino despido de Francisco Valim de la dirección general de Oi SA, la mayor operadora de telefonía fija de Brasil, costó a la compañía 542 millones 460,376 dólares, ante el derrumbe de sus acciones en Brasil y Estados Unidos.

La salida de Valim, quien ocupó el cargo desde noviembre del 2011, fue penalizada por los inversionistas externos a la Junta de Consejo, que hicieron perder 7.93% del valor de las acciones de la compañía en el Bovespa y 12.7% en el NYSE.

Los títulos habían comenzado mal la semana, tras la publicación en la revista Vale de los problemas entre Valim y los principales accionistas de Oi, y el lunes la firma perdió 304 millones 876,457 dólares. Entre las dos jornadas, la compañía ha perdido 847 millones de dólares y los analistas prevén que el desplome de las acciones continúe.

En un comunicado emitido la mañana del martes, la compañía no especificó los motivos del despido, pero desde hacía meses eran conocidas las diferencias de Valim con la Junta de Consejo, que rechazaba su estilo agresivo y su ambicioso plan de negocios.

Para analistas consultados por Valor Económico, la breve administración de Valim, de menos de un año y medio, tuvo como punto principal un eficiente plan de reestructuración de la empresa.

Valim fue la persona que realizó la reorganización corporativa y la reestructuración de la empresa, y estableció las metas para su crecimiento en telefonía celular, muy atrás en comparación con otras empresas del sector , dijo André Querne, socio director de Rio Gestão de Recursos.

No sabemos la razón de su partida, se produjo por una disputa interna, pero el mercado la vio de una manera negativa. Para la empresa es malo porque va a perder tiempo en el reajuste de la empresa. Una razón más para depreciar su papel en el corto plazo , agregó.

De acuerdo con un corredor que pidió no ser identificado, la recuperación de Oi fue sorprendente, ya que las iniciativas de Valim estaban teniendo un efecto positivo. De acuerdo con los datos de los últimos trimestres, estábamos viendo una recuperación gradual de la empresa , dijo.

Valim establecía metas agresivas y con ellas ganó la confianza del mercado , dijo otro analista, quien también pidió no ser identificado.

Por ello, los analistas consideran que no existen motivos para el despido de Valim. Hasta diciembre, los datos sobre la división de telefonía móvil mostraban que la empresa se estaba recuperando, sobre todo en el servicio de pospago base, y también está creciendo fuertemente en televisión de paga y banda ancha. Por lo tanto, este anuncio fue una sorpresa , agregó la fuente.

El año pasado, Valim presentó a la Junta de Consejo un plan de negocios que provocó desacuerdos. Algunos miembros se opusieron a los objetivos fijados por el directivo y, durante la reunión, se exigió que rehiciera sus planes. La propuesta, justificó Valim, se basaba en lo que era posible y se negó a revisar el plan.

Entonces comenzaron los problemas mayores: el presupuesto para el 2013 tardó tres meses en ser aprobado, y a principios de enero Oi pospuso el Día del Inversionista, un encuentro programado para el 4 de marzo en Río de Janeiro y tres días después en Nueva York. En su momento, la empresa habló de problemas logísticos, pero no informó de una nueva fecha para el evento.

Aunque en el tercer trimestre del 2012 la compañía logró aumentar sus ingresos con respecto al año previo por primera vez en dos años, en noviembre advirtió que las metas de ingresos para el año estaban en observación ante decepcionantes ingresos en el negocio de aparatos telefónicos.

Oi tenía la meta de alcanzar un Ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) de 4,400 millones de dólares en el 2012; de enero a septiembre había conseguido 3,150 millones.

La presentación de su reporte del cuarto trimestre está programada para el 7 de febrero.

Su participación en el mercado de celulares sigue siendo inferior a la de Telefónica Brasil (división de la española Telefónica), de TIM Participacoes (de Telecom Italia) y de Claro (de la mexicana América Móvil).

En un comunicado, la compañía informó que en lugar de Valim quedará a cargo Mettrau José Mauro Carneiro da Cunha, sin precisar si será permanente o sólo temporal.

En este momento, el mercado no quiere saber que se acerca es bueno o malo, me pregunto por qué Valim está saliendo , dijo otro analista.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica