El desempleo a nivel nacional registró su más importante disminución para un mes de enero desde el 2008, al ubicarse en 4.9% de la Población Económicamente Activa (PEA), muy por debajo del nivel registrado en el mismo mes del año anterior, en el que se llegó a 5.43%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En un año dejaron de estar en el desempleo 116,045 personas, al pasar el monto de desempleados de 2 millones 579,444 en enero del 2011 a 2 millones 463,399 en el mismo mes del 2012, revelan datos del INEGI.

Sin embargo, no todos los empleos se crearon en el mercado formal pues, de acuerdo con datos que reportó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el primer mes del año se crearon 77,524 plazas formales, de las cuales más de 30,000 fueron eventuales, detalló Alfonso Bouzas, especialista de la UNAM.

En tanto, analistas de Banamex estimaron que se fortalece la tendencia a disminuir del desempleo. A partir de la segunda mitad del 2011, la tasa de desempleo comenzó a perfilar una tendencia descen­dente que, incluso con cifras deses­tacionalizadas por el INEGI, ha caído casi 1 punto porcentual de la PEA desde su punto más alto en junio del año pasado; es decir, el número de desempleados ha disminuido en ese lapso en aproximadamente 450,000 personas .

El INEGI explicó que el 71.3% del total de personas que no lograron emplearse cuenta con instrucción mayor al del nivel medio inferior (secundaria), mientras que restante 28.6% es trabajador que no concluyó dicho nivel.

SUBOCUPADOS, A LA ALZA

La población subempleada, la que declaró tener necesidad y disponibilidad para ofertar más horas de trabajo que las que su ocupación actual le permite, alcanzó 8.8% de toda la ocupada, por encima de 7.9% que había hace un año.

El INEGI informó también que la tasa de desempleo promedio en las 32 principales ciudades del país fue de 5.70% de la PEA.

De la población ocupada, 42.2% se concentró en el sector servicios; 19.7%, en el comercio, y 15%, en la industria manufacturera. Otro 14.2% trabajó en actividades agropecuarias; 7.5%, en la construcción; 0.8%, en otros sectores como la minería, la electricidad, el agua y el suministro de gas, y el resto no especificó su actividad.

De los trabajadores, 65.7% es asalariado; 23%, autónomo; 6.4%, es persona sin pago fijo que trabaja en negocios o parcelas familiares y 4.9% es empleador o patrón. Los estados con mayores índices de desempleo del país fueron Tamaulipas (con 7.09% de la PEA), Aguascalientes (6,63 %), Chihua­hua (6.49 %) y Baja California (6.47 por ciento).

pmartinez@eleconomista.com.mx