El número de desempleados en España subió en el tercer trimestre en 355,000 personas (un 10.4%) hasta situarse en un total de 3.72 millones de desempleados, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El INE explicó que en términos desestacionalizados la variación trimestral fue del 11.98 por ciento. Además, en los 12 últimos meses el paro se incrementó en 508,500 personas (15.82%).

Con esta evolución, la tasa de paro aumentó hasta el 16.26%, lo que supone casi un punto más que en el trimestre anterior y es la tasa más alta desde el primer trimestre de 2018. En el último año esta tasa aumentó en 2.34 puntos.

El desempleo se incrementó este trimestre en agricultura (39,700 parados más) y en servicios (21,300), mientras que disminuyó en industria y construcción.

Al mismo tiempo que aumentó el paro, el número de ocupados se incrementó en el tercer trimestre del año en 569,600 personas frente al trimestre anterior, lo que deja el total de empleados en 19.17 millones.

Se trata del mayor aumento trimestral del empleo de la serie histórica, que comenzó en 1976, y supone recuperar alrededor de la mitad del empleo perdido en el trimestre anterior.

En la comparativa anual, el mercado laboral sigue reflejando el duro impacto de la pandemia con 697,500 ocupados menos.

El empleo privado se incrementó durante el tercer trimestre en 458,500 personas, situándose en 15,839,800, mientras que el empleo público aumentó en 111,200, hasta 3,337,100.