Petróleos Mexicanos (Pemex) confirmó el descubrimiento de cinco yacimientos, principalmente, gasíferos en aguas profundas del Golfo dentro de la provincia Cinturón Plegado Catemaco, con lo que podría agregar al país reservas 3P (probadas, probables y posibles) por hasta 2 billones de pies cúbicos de gas y hasta 40 millones de barriles de crudo.

Tal como lo publicó Pemex, el hallazgo de gas representaría un aumento de 3.3% de la reserva actual que tiene el país, mientras que el volumen prospectivo de crudo aumentaría apenas a 0.13% la reserva nacional. Actualmente, las reservas 3P en México, que tienen un margen de recuperación de 10%, ascienden a 61 billones 274,900 millones de pies cúbicos, en el caso del gas, y a 30,000 millones de barriles para el crudo.

De este modo, se estima certificar reservas 3P en un rango de entre 1.5 y 2 billones de pies cúbicos de gas y robustecer el portafolio de oportunidades en la zona, que equivalen a 300-400 millones de barriles, de los cuales aproximadamente 10% corresponde a crudo , aseveró Pemex.

KUNAH-1, EL MÁS PRODUCTIVO

Con estos descubrimientos, anunció la paraestatal, se ha encontrado el pozo con mayor potencial productivo en aguas profundas: Kunah-1, perforado por la plataforma semisumergible Centenario en un tirante de agua de 2,157 metros.

Kunah-1, localizado a 125 kilómetros al noreste del puerto de Veracruz, es importante por su capacidad de proveer reservas en un nivel de formaciones rocosas distinto a las ya encontradas en aguas profundas, ya que se halla en una posición superior a los horizontes productores de Lakach y Piklis, los actuales pozos productores de la zona, que corresponden al periodo Mioceno Inferior.

Los yacimientos descubiertos tienen profundidades que oscilan entre los 2,845 y los 4,103 metros; las formaciones por era, mismas que determinan su profundidad, corresponden una al Mioceno Superior, otra al Medio y tres más al Mioceno Inferior de la era Cenozoica; estas etapas o niveles en la Tierra son las de mayor abundancia de vertebrados en la era prehistórica, cuya descomposición y fundición en distintos pisos genera mayor concentración de combustibles; según Pemex, la tecnología de probadores dinámicos y de formación utilizada para estos descubrimientos registró presiones y temperaturas superiores a las pronosticadas, lo cual prueba la presencia de hidrocarburos.

Durante las pruebas de producción se alcanzaron hasta 34 millones de pies cúbicos de gas húmedo por día y 110 barriles de líquidos, aseguró Pemex.

kgarcia@eleconomista.com.mx