Al cierre del 2015, 29 de cada 100 hogares en México no tenían contratado ningún servicio de telecomunicaciones fijas, de acuerdo con datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

En tanto que 40% de los hogares contaba con un solo servicio contratado (telefonía fija, tv de paga o internet); 13.3% tuvo un paquete contratado de doble play y casi 20% un paquete triple play. Según el Anuario Estadístico 2015 del IFT, de los hogares con un solo servicio contratado, el servicio más contratado fue TV de paga con 20.7%; 11% tenía telefonía fija, y sólo 7.5% Internet.

De los hogares con doble play: 8.3% contrató Internet y telefonía fija; 4.2% tenía TV de paga e Internet, y el paquete menos contratado con 0.7% fue TV de paga y telefonía fija. En cuanto a los niveles de penetración, 40 de cada 100 hogares en el país tienen un servicio de Internet; 44 de cada 100 telefonía fija, y 55 de cada 100 hogares tienen TV de paga. La mayoría tiene contratos con compañías de TV satelital.

Aldo Sánchez, coordinador general de Planeación Estratégica del IFT, dijo que las políticas de alto calado, como la reforma en telecomunicaciones, tardan de 3 a 5 años o más para tener un impacto real en la sociedad económica.

En México, desde el año pasado se han notado impactos positivos en la población, ha habido baja de precios, se ha mejorado la calidad y la penetración de los servicios; sin embargo, estamos apenas empezando y aun hay un margen amplio de mejora .

Recordó que previo a la reforma en telecomunicaciones del 2013, había altos índices de concentración, poca oferta, menor calidad o menores incentivos para invertir en tecnologías y precios altos. No obstante, a pesar de que ha habido una relación entre el aumento en la inversión en el sector y el crecimiento en penetración, la proyección para 2-3 años es tener impactos positivos aunque cada vez menores, pero positivos .

El anuario fue realizado a partir de información del IFT, el Inegi y la Conapo a diciembre del 2015 y es el primero en su tipo en el país. El instituto también midió la penetración de los servicios por entidad federativa, por ejemplo, en el servicio de telefonía fija residencial a nivel nacional, la penetración en hogares se situó en 44 líneas por cada 100 hogares; en la ciudad de México, Nuevo León y Jalisco la penetración llegó a 95, 78 y 59 líneas por cada 100 hogares, respectivamente; mientras que en estados como Oaxaca, Tabasco y Chiapas, la penetración del servicio fue de 20, 18 y 12 líneas por cada 100 hogares, respectivamente.

cjescalona@eleconomista.com.mx