Desde el 2013, cuando inició la vigilancia sanitaria de dispositivos médicos, se han incautado 9 millones de unidades, siendo el 2016 año histórico de aseguramiento, con 6.8 millones de dispositivos médicos.

Fueron decomisados en el mercado informal y corresponden a productos de muy diversos tipos, principalmente condones. En general los productos han sido importados , informó el titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Julio Sánchez y Tépoz.

Otros de los dispositivos médicos mayormente decomisados son materiales quirúrgicos, de curación, equipo médico y agentes de diagnóstico, como lo son las agujas, catéteres, jeringas, sondas, cánulas y bisturí.

La incautación se debió a que son productos que no cumplen con buenas prácticas de fabricación, con las condiciones de registro, con el etiquetado, y su estado es malo.

Asimismo, la Comisión informó que las entidades que más registraron incautaciones fueron Jalisco, Ciudad de México, Estado de México, Oaxaca y Nuevo León.

Entre los decomisos de la Cofepris que han destacado en lo que va del año se encuentra el de casi 47,000 kits para pruebas de VIH hechos en China que pueden dar resultados negativos falsos; detalló que los paquetes de pruebas rápidas no cuentan con registro sanitario y pueden poner en riesgo la salud de los pacientes que no reciben un tratamiento médico . La agencia reguladora hizo el decomiso de un almacén del gobierno en el estado de Veracruz, el mismo estado donde el gobierno anterior está acusado de suministrar medicinas falsas a hospitales estatales.

Hacia la desregulación

La Cofepris anunció que será en abril cuando se publiquen en el Diario Oficial de la Federación las nuevas reglas de clasificación de dispositivos médicos, lo cual permitirá desregular 701 productos que no requieren registro sanitario, o bien, son de bajo riesgo.

En esta tercera fase se van a desregular los dispositivos de higiene personal, (principalmente cosméticos), un trabajo pendiente y mapeado desde hace año y medio. Pero para eso se requería que primero hiciéramos una clasificación con reglas claras, donde, dependiendo de los dispositivos médicos y su riesgo, algunos ya no requerirán un registro sanitario para su entrada a México y el mercado , indicó el titular de la Cofepris.

En el 2015 la Comisión inició el programa de desregulación de dispositivos médicos, con la finalidad de agilizar los procesos de autorizaciones de dispositivos que ya tienen muchos años y que, realmente, hoy en día ya no representan ningún riesgo.

Las nuevas reglas de clasificación de dispositivos médicos se encuentran a cargo de la Cofepris, la Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Médicos y la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos. Desde el 2015 han sido desregulados 2,242 dispositivos médicos porque ya no representan riesgo a la salud.

No hemos autorizado su venta

Casi 2,000 unidades de Mariguanol han sido decomisadas: Cofepris

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que se han incautado cerca de 2,000 unidades de la pomada Mariguanol.

Estamos recibiendo denuncias de los ciudadanos y estamos combatiendo a estos productos que engañan. Para que pueda haber un producto con base de mariguana en nuestro país, primero tendría que pasar la iniciativa que ya ha sido discutida en el Congreso, y una vez que fuera fructífera, la Cofepris tendría que dar su autorización , declaró el comisionado Julio Sánchez y Tépoz.

En lo que va del año, la Comisión ha recibido 354 solicitudes para el uso lúdico de la mariguana, las cuales buscan que la persona acredite su interés jurídico. Aclaró que con Mariguanol hemos hecho un análisis de estos productos decomisados y sí tiene un contenido, que varía, de THC, de tal manera que sí es un producto ilegal .

El Tetrahydrocannabinol (THC) es la sustancia psicotrópica de la mariguana.

El producto comenzó a sonar en el mercado informal a un precio de 10 pesos, previo a que el Senado de la República aprobara en el 2016 el uso medicinal de la mariguana. El Comisionado expresó que estos productos, además de ser poco confiables, representan una forma de incentivar al comercio informal, lo cual también es una práctica ilegal.

El actual reto es acudir a centros informales donde se venda este producto para realizar los decomisos correspondientes , concluyó el funcionario.

maria.rodriguez@eleconomista.mx