En las entrañas de la construcción del desarrollo inmobiliario Miyana en Polanco, uno de los barrios más exclusivos de México, Grupo Gigante Inmobiliario y la Fundación Gigante, en alianza con la ONG Construyendo y Creciendo, entregaron certificados a trabajadores de la construcción que culminaron sus estudios de alfabetización, primaria y secundaria, ello como parte de la responsabilidad social de este conglomerado mexicano.

Fundación Gigante creó el aula Miyana, en la cual los trabajadores de este desarrollo obtienen su segunda oportunidad académica,en la que participan 24 estudiantes, a los cuales Jaime Alverde Losada, director de Operación de Grupo Gigante, entregó cuatro certificados de alfabetización (1), primaria (1) y secundaria (2).

En este evento Jaime Alverde firmó el convenio Vive y trabaja en tu delegación con el delegado en la Miguel Hidalgo, con el cual la empresa se compromete a dar prioridad de empleo a las personas que viven en la demarcación.

Grupo Gigante lanzó también el programa Gigante sobre ruedas, con el cual se erige en la primera empresa en sumarse al Programa Movilidad sustentable de la delegación Miguel Hidalgo, el cual consiste en un sistema de bicicletas compartidas de este grupo empresarial, cuyo fin es el respeto al medio ambiente.

El director de Operaciones explicó que la estrategia de responsabilidad social incluye también al desarrollo inmobiliario Miyana, el cual se construye bajo los estándares de la certificación Leadership in Energy & Environmental Design (Leed SC y Leed ND), que es amigable con el medio ambiente.

Esta certificación consiste en un conjunto de normas sobre la utilización de estrategias de sostenibilidad en edificios y se basa en la incorporación en el proyecto de aspectos relacionados con la eficiencia energética, uso de energías alternativas, mejora de la calidad ambiental interior, eficiencia del consumo de agua, desarrollo sostenible de los espacios libres de la parcela... .

Héctor Elizalde Recines, explicó que entre las acciones que realizan para obtener la certificación Leed está en que los camiones que transportan material de construcción en Miyana no rieguen cemento en las calles, y que el polvo que genera la construcción no se lance al ambiente, lo que da a la obra un carácter pulcro, comentó.

leopoldo.trejo@eleconomista.mx