La adquisición de 100% de las acciones de la mexicana creada para la reforma energética, Sierra Oil and Gas, por parte de la alemana DEA Deutsche Erdoel AG, se completó el pasado 19 de marzo, luego de la aprobación por parte de la Comisión Nacional de Hidrocarburos de México (CNH) y la Comisión Federal de Competencia Económica.

El portafolio resultante de esta fusión constará de 10 bloques exploratorios y un bloque de producción terrestre, para lo que se estima necesario una inversión de más de 2,000 millones de dólares durante los próximos cinco años.

DEA contará así con una participación no operativa de 40% en el Bloque 7, que contiene una parte significativa de Zama, uno de los mayores descubrimientos de aguas someras en los últimos 20 años a nivel mundial. Deutsche Erdoel se comprometerá, entre otras cosas, a participar en la perforación de nueve pozos exploratorios y el desarrollo de Zama, que ha sido el mayor descubrimiento realizado por un privado en el país, con recursos prospectivos que podrían traducirse en reservas totales de más de 450 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, cerca de 2% de las reservas del país certificadas hasta el año pasado por la CNH. Se espera que la producción comience en el año 2022.

Además, DEA añade a su portafolio una participación no operativa en cinco bloques de exploración, mientras que el área total de los bloques de exploración de Sierra representa aproximadamente 9,400 kilómetros cuadrados en la parte central de la cuenca del sureste de México. DEA opera actualmente el campo de petróleo terrestre Ogarrio, en asociación con Pemex, y tiene participación en cuatro bloques de exploración en las cuencas de Tampico Misantla y del sureste, siendo operador en tres de ellas.

[email protected]nomista.com.mx