La metalúrgica Tenaris comenzó el 2019 con un andar movido en lo que tiene que ver con inversiones. Con acuerdos en Rusia y Arabia Saudita, la firma acumula anuncios de desembolsos superiores a 1,500 millones de dólares. “Somos optimistas”, asegura Javier Martínez Álvarez, presidente para Cono Sur de la productora de tubos con y sin costura, ante la consulta de El Cronista, durante la presentación del concurso de desarrollo de startups 100K Latam. No obstante, manifestó que el acuerdo de cupos de exportaciones con Estados Unidos impide a la compañía crecer en su mercado más importante.

“Estamos en un buen momento”, resumió el ejecutivo. Y ejemplificó: “Acabamos de cerrar nuestro contrato anual de abastecimiento de gas por un periodo de dos años y lo hicimos al valor más bajo de compra de gas de los últimos 12 o 14 años. Antes era un precio subsidiado, ahora es un precio de mercado generado por el crecimiento de las inversiones en Vaca Muerta, sobre todo en shale”. Según Martínez Álvarez, la situación del mercado energético nacional y el impulso que esta formación trajo a la industria permitieron un “desarrollo robusto” de la misma y esto impulsó las ventas en el mercado interno, el cual representa una porción menor del negocio de la compañía.

En tanto, el directivo también mencionó la importancia de haber logrado un acuerdo de cupos para la industria del acero con Estados Unidos en mayo del 2018. La eximición de Argentina del pago de los aranceles vino de la mano con esta cuota, la cual se fijó, en el caso del sector siderúrgico, en 135% del promedio de acero exportado en los últimos tres años. Si bien lo describió como positivo, también destacó que este arreglo impide a la firma crecer en su mercado más importante. “Te permite mantener presencia, pero para nosotros eso es importante porque nuestras ventas van a 50 países” y el plan es crecer en otros países, acotó.

De acuerdo al reporte de resultados del primer trimestre del 2019, Estados Unidos representó más de la mitad de los ingresos de Tenaris con ventas netas superiores a 893 millones de dólares, con un crecimiento de 11% respecto del mismo periodo del 2018. A marzo, la firma registró ingresos operativos por 259 millones de dólares, 22% más que el año anterior, y un EBITDA de 390 millones de dólares. El bloque Asia Pacífico fue el de mayor crecimiento (23 por ciento).

Durante los primeros meses del año, la compañía que forma parte de Grupo Techint se mostró activa en el mercado de adquisiciones y acuerdos. En enero cerró la compra de 47.79% de la productora saudí de tubos de acero soldado Saudi Steel Pipe Company por 141 millones de dólares; dos meses más tarde oficializó un acuerdo con la rusa PAO TMK, cuya dueña es la estadounidense IPSCO, para quedarse con 100% de la firma a cambio de 1,209 millones. A esto se le suma el joint venture junto a PAO Severstal para construir una planta en Siberia.

El titular de la siderúrgica expresó: “En estos momentos de cambio comercial mundial, nuestra postura de tener un comercio con mirada de largo plazo que complementa nuestras exportaciones desde nuestras plantas en Argentina con producción local creo que ha sido lo más acertado”.