En la era del conocimiento que estamos viviendo, la innovación es la herramienta más poderosa de una empresa para generar valor. En la encuesta de innovación que realizamos a 519 empresas alrededor del mundo, vimos que sólo el 20 % de ellas ve sus esfuerzos de innovación como potenciales impulsores de transformación, y sólo el 18 % dice que están utilizando la innovación para acelerar la ventaja competitiva.

NOTICIA: Cinco aspectos para mejorar la oferta de valor en banca patrimonial

Observamos con frecuencia que tanto en México como en otras geografías, el temor a los riesgos inherentes que implica innovar, hace que los líderes de las empresas duden en dar rienda suelta a todo su potencial. En repetidas ocasiones, lo que sucede es que se prefiere imitar prácticas ya probadas que vienen de otros países, a invertir en desarrollar innovación.

Hay cuatro acciones que podrían contribuir a la innovación en México:

  • Estimular la demanda a través del desarrollo de infraestructuras digitales, esquemas de apoyo a la exportación, la digitalización y la apertura del suministro público a pequeñas empresas, y la digitalización de los servicios públicos, incluyendo políticas públicas abiertas que impulsen a las empresas a crear servicios innovadores para el sector público.
  • Integrar equipos multidisciplinarios formados por diseñadores, técnicos y profesionales de diversas ramas con una visión alineada al negocio del cual son parte. Es importante entender la relevancia que puede tener el formar equipos con experiencias en diversas áreas de especialización, formación académica, industrias y habilidades soft; de esta manera se estimularán los ambientes y mecanismos de innovación dentro de las empresas.
  • Apoyar a los emprendedores a través de incentivos fiscales eficientes, acceso a más fuentes de financiamiento, mayor inversión en la educación y capacitación para ciencia, tecnologías, ingeniería y educación, y facilitar la creación de clústers e incubadoras.
  • Desarrollar ambientes amigables para los negocios que fomenten innovación tecnológica, a través de procesos administrativos simplificados en línea, una mayor tolerancia a las fallas, estándares para tecnología de nube que reduzcan los costos fijos de las empresas y un ambiente atractivo para que los emprendedores establezcan nuevos negocios.

Cada vez más vemos la aceleración de la innovación en distintos proyectos alrededor del mundo.

México va en la dirección correcta, aunque siempre es posible acelerar más. Como país, estamos desarrollando talento en una generación de profesionales que se atreve a proponer nuevas ideas.

NOTICIA: Cuatro acciones para la competitividad digital de los medios tradicionales

Como Accenture, estamos inaugurando el Centro de Innovación de Aplicaciones en la Ciudad de Monterrey -tercero de su tipo en el mundo- que contempla una alta especialización de talento en capacidades digitales transversales en múltiples industrias.

NOTICIA: Monterrey, un nuevo pilar de Accenture

Es claro que tanto la iniciativa privada, como las cámaras y asociaciones, el gobierno y la academia, están impulsando programas que incentivan la innovación. En la medida que podamos probar tanto a los consumidores como a los inversionistas que la apuesta por invertir en innovación genera valor para el negocio, entonces irá permeando cada vez más dentro de las organizaciones.

Augusto Hintze es director General de Accenture Monterrey

mac