A pesar de la implementación de la reforma financiera, la banca comercial en México entrega “resultados pobres” a la población, y en especial a las pequeñas y medianas empresas (pymes) del país por el insuficiente crédito, pues 80% de los industriales se financian entre sí, lo cual limita el crecimiento económico del país, reprochó José Enoch Castellanos Férez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Sostuvo que “la banca comercial es un negocio de particulares que genera utilidades y vemos que sí tiene una rentabilidad que pudiera darles para financiar de mejor manera a las pymes”.

Previo a la Convención Bancaria número 82, que se celebrará en Acapulco, el líder de los industriales afirmó que el financiamiento al sector de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) es “una asignatura pendiente”.

Si bien la reforma financiera tuvo beneficios, donde el crédito pasó de 26 a 36% del PIB, lamentó que 80% de los empresarios se financie entre proveedores, que al final perjudica al crecimiento económico de México.

“Esto limita el crecimiento de las empresas de menor tamaño y su impacto en la economía de México porque a pesar de generar 72% del empleo, estamos alrededor de 50% de participación del PIB, nuestro aporte debería ser mayor; sin embargo, hay problemas estructurales que limitan esta inclusión financiera”, cuestionó el dirigente de la Canacintra en conferencia de prensa. Destacó que los empresarios se financiando de capital hindú y belga, pues poseen la asociación comercial en la sofom Financiera Emprendedores, con créditos de 500,000 hasta 20 millones de pesos en la que a más tardar en dos semanas se tiene una respuesta al solicitante. Pugnó porque los plazos de financiamiento sean mayores, como sucede en Estados Unidos, donde el crédito se da hasta por 10 años con tasas blandas que rondan 3%, mientras que en México, la banca comercial ofrece créditos de alrededor de 18 o 20%, o incluso algunos llegan a utilizar sus tarjetas bancarias, lo cual genera más presión para las mipymes.

También se pronunció por reconsiderar el papel de la banca de desarrollo, y argumentó que la fusión entre Bancomext y Nafin no es la solución al problema de financiamiento, pues actualmente el financiamiento que otorga representa 4% del PIB.

Respecto a los préstamos que dará el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el líder de los industriales cuestionó que el programa de tandas sólo apoye a las empresas del sector informal, pues los préstamos son de apenas 6,000 y 20,000 pesos, cuando la industria requiere montos de hasta 300,000 pesos, porque son las pequeñas y medianas empresas las que podrían generar trabajos, mientras que las grandes generalmente obtienen más financiamiento para la automatización y no generan empleo.

[email protected]